Soccer team in a huddle

Cómo la demanda de realidad virtual obligará a las organizaciones a cambiar sus modos de gestión

1 de diciembre, 2016 Por Josh Waddell 66

Ciertos momentos están tan profundamente arraigados en la cultura popular que determinan nuestra forma de pensar en los años posteriores. Para la realidad virtual (RV), ese momento puede haber sido la escena de la película Matrix en la que Neo, el personaje que interpreta Keanu Reeves, se da cuenta de que toda su vida fue una simulación generada por una computadora, realizada con tanta perfección que podría no haberse enterado nunca de que, en realidad, su cuerpo se encontraba inerte en un tanque de aislamiento. Esta escena estableció el punto de referencia para la RV: una experiencia digital que parece completamente real.

Hoy, los cascos de Oculus Rift o las gafas de Google Cardboard no pueden pasar inadvertidos, como en Matrix, pero los mundos virtuales ya están disponibles y están haciendo realidad muchas cosas que antes solo podíamos imaginar. Es imposible no ver a los jugadores de Pokémon Go tropezándose unos con otros en la calle mientras cazan personajes animados representados en realidad aumentada (RA), que superpone e incluso combina sin problemas dispositivos digitales y el mundo real.

Adelantarse a la tendencia

Sorprendentemente, se habla bastante sobre el creciente mercado de consumidores de RV y, en menor medida, de RA; sin embargo, se discute poco sobre el valor potencial para las empresas. Se trata de un punto ciego que las organizaciones y los CIO no deberían ignorar. No hace mucho, la demanda de los empleados para tener iPhones y tabletas en el trabajo obligó a las empresas a actuar al respecto (algunas a regañadientes).

Si la realidad mejorada digitalmente generara la mitad del entusiasmo que despertaron los smartphones y las tabletas, se prevé una nueva ola de consumerización de la TI a medida que los empleados que adoptan RV y RA en el ámbito personal las exijan en su trabajo Las organizaciones deberían ser proactivas y prepararse para posibles usos de negocios de la tecnología de RV y RA.

El tema es que no cuentan con mucho tiempo.

Ambas tecnologías ya se implementan en campos tan diversos como la medicina, el almacenamiento y el comercio minorista. Las posibilidades son impresionantes. La RV puede permitir el acceso a lugares antes inaccesibles para el ser humano. La RA puede aportar información contextual en el momento y lugar precisos en que se necesite.

A medida que la adopción disminuya los costos, aumentarán los usos empresariales de la RV y la RA. De hecho, estas tecnologías podrían revolucionar la forma en la que las empresas se comunican, gestionan a sus empleados y digitalizan y automatizan sus operaciones. Sin embargo, las revoluciones rara vez son inocuas. Esto probablemente impactará muchos aspectos del trabajo que hoy damos por sentado, de modo que debemos analizar bien la repercusión que tendrán estos cambios.

Definición de las realidades digitales

La RV y la RA son parientes. No son hermanas, sino primas. LA RV es inmersiva. Crea un entorno digital totalmente desarrollado que los usuarios experimentan a través de gafas o pantallas (y, a veces, equipos adicionales que proporcionan respuestas físicas) que los hacen sentir parte de ese “otro mundo”.

En cambio, la RA es aditiva. Muestra texto o imágenes en gafas, en una ventana o parabrisas, o dentro de un espejo, pero el usuario  es consciente de la realidad, no se sumerge en un mundo virtual por completo.  Existe un nuevo híbrido, llamado “realidad mixta”, que es básicamente RA con elementos digitales con calidad de RV, en la que se superponen imágenes holográficas sobre la realidad de forma tan convincente que el intento de tocarlas es la única forma de asegurarse de que no están realmente ahí.

Aunque la RV está muy de moda,  en especial en el mundo de los juegos, la RA tiene más casos de uso empresariales y ya hay varias aplicaciones de negocio en desarrollo. De hecho, según Digi-Capital, analista del sector, se prevé que las empresas de RV generarán ingresos por US$ 30.000 millones para 2020, mientras que las empresas de RA alcanzarán los US$ 120.000 millones, es decir, cuadriplicarán la cifra.

Son cifras altas, especialmente si se considera que el mercado es muy nuevo. Recientemente, en 2014, apenas existía, y casi nada de lo que estaba disponible era adecuado para usuarios de negocios. Es más, el mercado está evolucionando con tanta velocidad que los estándares y los líderes del sector todavía no han surgido. No hay garantías de que los primeros operadores del mercado, como Oculus Rift de Facebook, Gear VR de Samsung y Vive de HTC, continúen existiendo y, mucho menos, de que lleguen a establecer estándares duraderos.

No obstante, es claro que estas tecnologías tendrán gran impacto tanto en las operaciones internas de las organizaciones como en sus relaciones con los clientes. Permitirán que la atención al cliente sea más precisa, personalizada y pertinente. Reducirán los riesgos humanos y mejorarán la seguridad pública. Agilizarán las operaciones y derribarán los fronteras físicas. Y este es solo el comienzo.

Cleveland Clinic: curar desde la sala de al lado

La medicina ya está probando los límites de aprender con RV y RA.

El uso operativo potencialmente más disruptivo puede ser en educación y capacitación. Gracias a la RV, los estudiantes pueden sumergirse en cualquier entorno, desde la arquitectura medieval a la biología molecular, para comprender mejor lo que están estudiando. Y ningún otro sector muestra más entusiasmo al respecto que la medicina. Aunque la tecnología de Google Glass no se adaptó en todos los ámbitos, por ejemplo, fue un éxito rotundo en el mundo de la medicina.

Pamela Davis, médica, vicepresidente sénior de asuntos médicos de Case Western Reserve University de Cleveland, Ohio, es una de las principales defensoras de la enseñanza de la medicina mediante el uso de RV y RA. Es la Decana de la Facultad de Medicina de la universidad que está trabajando en colaboración con Cleveland Clinic para desarrollar el dispositivo de “realidad mixta” denominado Microsoft HoloLens para la enseñanza y capacitación. Este desarrollo permitirá que las resonancias magnéticas y otros estudios médicos convencionales en 2D pasen a ser imágenes en 3D que se puedan proyectar con fines educativos en el lugar donde se lleva a cabo un procedimiento . “Mientras colocas un catéter en el corazón o un electrodo de estimulación cerebral profunda, puedes ver dónde estás y guiar tus acciones mirando el holograma”, explica Davis.

HoloLens también se puede programar como dispositivo “líder” que transmita esas imágenes y videos en vivo a otros dispositivos “alumnos”, lo cual permite que la persona que utiliza el dispositivo líder pueda explicar y supervisar. Además, permitirá que un solo médico muestre de cerca un procedimiento delicado a varios estudiantes a la vez o que atienda a pacientes de forma remota en emergencias o epidemias.

La misma Davis se convenció durante una demostración de que el potencial de esta tecnología era mayor: le puso los HoloLens a un alumno y, mediante el asesoramiento de un ingeniero que estaba utilizando los HoloLens líder en la sala de al lado, logró renovar el cableado de un interruptor de luz, algo que está claramente fuera de su alcance. En el futuro cercano, según sus predicciones, esta tecnología ayudará a realizar cirugías y otras tareas delicadas no solo desde la sala de al lado, sino desde otro estado o país.

Experiencia del cliente: del comercio electrónico al comercio virtual

Los consumidores ya están acostumbrados a pensar en RV y RA en el contexto del entretenimiento. 

Las empresas interesadas en estas tecnologías deberían pensar cómo pueden mejorar la  experiencia de compra.

Debido a que la tecnología brinda más información y una mejor experiencia de compra con menos esfuerzo, el comercio electrónico va a dar lugar al comercio virtual, donde la gente investiga, interactúa y comparte productos mediante RV y RA antes de pedirlos a través de Internet o de ir a la tienda a comprarlos.

Las tiendas de venta de gafas en Internet ya permiten que los clientes se las “prueben” de forma virtual y compartan imágenes con sus amigos para pedirles su opinión, pero es una tecnología muy rudimentaria en comparación con la que está por emerger.

Espejos como asesores de compras

Las tiendas de ropa, desde las boutiques más caras hasta las cadenas más baratas, están experimentando con espejos de RA que toman las medidas del comprador, recomiendan atuendos y muestran cómo quedarían las prendas sin necesidad de que el cliente se desvista.

Desfiles de moda instantáneos

La casa de diseño Dior utiliza las gafas de RV Oculus Rift para que sus clientes participen de un desfile de moda sin necesidad de volar a Paris.

Centros comerciales personalizados

La diseñadora británica Allison Crank ha creado un centro comercial de RV experimental. Mientras caminan por el centro comercial, los clientes se encuentran con personas virtuales (y, a veces, con animales de zoológico) y compran en tiendas que tienen únicamente los artículos que los usuarios tienden a comprar, según su historial compras pasadas y los datos demográficos.

Una nueva perspectiva

La aplicación de RA de IKEA permite que los compradores vean un mueble en la habitación donde planean colocarlo. Pueden ver los productos desde el punto de vista de una altura específica, lo cual es especialmente útil para clientes altos o bajos que buscan muebles cómodos o para padres que están tratando de diseñar habitaciones seguras para niños pequeños.

Instrucciones simplificadas

En lugar de forzar a los clientes a luchar con diagramas o a mirar videos en línea, las empresas podrán ofrecerles demostraciones de RV o RA que muestran cómo montar y desmontar productos para su uso, limpieza y almacenamiento.

Operaciones y gestión: detalles

Es claro que la RV y la RA traen muchos beneficios para los consumidores. Sin embargo, es en el uso empresarial interno que estas tecnologías prometen brillar en todo su esplendor, ya que incrementarán la eficiencia y la productividad; eliminarán riesgos que, anteriormente, se consideraban inevitables y otorgarán a los empleadores y gerentes nuevas formas de ver la información y las operaciones. Los siguientes ejemplos no son de ciencia ficción; según los expertos, son realistas, prometedores y se encuentran a la vuelta de la esquina.

Colaboradores: Pascal Lessard, Lori Mitchell-Keller y Fawn Fitter

Imagen: ShutterStock

 

Etiquetas: , , , , ,

1 comment

  1. Pedro Sanchez

    Muy buen articulo, pienso que ambas se podrían aplicar para mejorar la eficiencia de muchos trabajos en todos los ámbitos, en la medicina, en maniobras de rescate, en educación, en diversión, entre muchas otras aplicaciones.

Salir y responder