La Junta de Accionistas de SAP pone en marcha un plan de incentivos

17, Mayo, 2006 por SAP News 0

Con el objetivo de motivar a la compañía en la consecución de sus ambiciosos objetivos de crecimiento de aquí a 2010

  • Si se cumplen los objetivos, el Plan de Incentivos 2010 repartirá 300 millones de euros entre los miembros del Consejo de Administración de la Compañía, directivos senior y empleados que realicen una contribución especial para la consecución de los objetivos

Mannheim (Alemania)SAP, el proveedor líder mundial de soluciones de software de gestión empresarial, ha anunciado que su Consejo Supervisor ha aprobado el Plan de Incentivos 2010, un programa de remuneración que bonificará a los miembros del Consejo de Administración por aumentar de forma significativa el negocio de la compañía e incrementar sustancialmente el valor para accionistas y clientes. Este plan se anunció durante la celebración de la Junta General de Accionistas que tuvo lugar el 9 de mayo en Mannheim, Alemania.

Según los términos establecidos en el Plan, los miembros del Consejo de Administración serán objeto de manera colectiva de unos derechos por la apreciación de las acciones que vencerán el 31 de diciembre de 2010. Los miembros del Consejo de Administración podrían llegar a percibir hasta 100 millones de euros en forma de compensación si la capitalización bursátil media de la compañía se duplicara durante el periodo comprendido entre la segunda mitad de 2005 y finales de 2010 o antes de esa fecha. Dicho pago, que será en efectivo y no en acciones de la compañía, sólo se realizará si la compañía consigue un incremento sustancial en la capitalización bursátil y el precio de las acciones de la misma sobrepasa el Índice de Tecnología de Goldman Sachs, que será el índice de referencia para este plan.

Asimismo, SAP ampliará el plan a otros dos grupos de empleados de la compañía: directivos senior y empleados que realicen una contribución especial. Potencialmente, cada grupo podrá recibir hasta 100 millones de euros. El criterio utilizado para determinar el pago destinado a los miembros del Consejo de Administración también se utilizará para establecer la cuantía correspondiente a los principales directivos y aquellos empleados que hagan una contribución especial.

Este Plan de Incentivos está en consonancia con los ambiciosos planes marcados por SAP para duplicar de aquí a 2010 el mercado al que se dirige y la cifra de clientes. Asimismo, la compañía prevé que el 50% de sus ingresos por ventas de software provenga de nuevos productos y que entre el 40-45% de su negocio se obtenga en el mercado de las medianas empresas.

Hasso Plattner, presidente del Consejo Supervisor, comentó a los accionistas durante la Junta General, “Tenemos objetivos de negocio muy ambiciosos. Pero sólo disponemos de una oportunidad para alcanzarlos. Para ello se requiere un extraordinario rendimiento de la directiva. Con el Plan de Incentivos 2010 aspiramos también a estimular el negocio a través de una excepcional innovación y teniendo en cuenta a los líderes en ideas y a los empleados que realicen una contribución especial. Este plan nos ayudará a enfocar nuestras acciones para que este objetivo a largo plazo se cumpla.”

Plattner continuó, “El Plan de Incentivos 2010 pone de relieve el compromiso de SAP para liderar y definir el futuro de la industria de software empresarial, suministrar con éxito una plataforma de procesos de negocio, así como aplicaciones innovadoras, crecer en nuevos mercados y segmentos de clientes e incrementar el valor para los accionistas.”

Datos clave:

  • La cifra de capitalización bursátil que se utilizará como base para el Plan de Incentivos es de 44.800 millones de euros, lo que representa un precio por acción de 144,60 euros (valor garantizado). Esta fue la capitalización bursátil media ponderada basándose en el free-float (porcentaje de la capitalización teórica de la acción que verdaderamente es intercambiable en la bolsa) de SAP AG (excluyendo las acciones de tesorería) que se calcula en base al precio medio de la acción de SAP al cierre de Xetra (índice de referencia de la Bolsa alemana) entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2005.
  • El pago se realizará a los miembros del Consejo de Administración 12 meses después de que el Comité de Compensación del Consejo Supervisor haya determinado que el objetivo ha sido cumplido. Si el objetivo se ha conseguido parcialmente, el pago se otorgará en unos términos medios teniendo en cuenta que se ha conseguido un aumento mínimo del precio por acción.
  • Esta gratificación no será efectiva a menos que el precio de las acciones de SAP se incremente en un mínimo del 50% sobre el precio de capitalización bursátil de 44.800 millones de euros y el precio de las acciones supere el Índice de Software GSTI del banco de inversión Goldman Sachs & Co, que se utilizará como índice de referencia para el Plan.
  • Los participantes solo serán gratificados si se registra un incremento sustancial en la capitalización bursátil de SAP –por ejemplo, el Comité de Compensación no tendrá en cuenta picos temporales de mercado o un aumento en el precio de la acción de SAP desligado del rendimiento ejecutivo-.
  • La regla de los “dos trimestres”: el objetivo se considerará cumplido completamente sólo si la capitalización bursátil de SAP es igual o superior a los 89.600 millones de euros como media en el tercer y cuatro trimestre de cada año antes de que finalice el programa en 2010.
  • La remuneración por derechos de apreciación de la acción se calculan progresivamente, utilizando los siguientes porcentajes:
Incremento en capitalización bursátil Remuneración máxima como % de valor garantizado
0 – 50% 0%
> 50 – 80% 20%
> 80 – 90% 30%
> 90 – 99,9% 50%
Total 100%
  • El siguiente gráfico muestra la progresión de la distribución del dinero para los miembros del Consejo de Administración, en función del rendimiento del precio de las acciones e ilustra la manera en la que los pagos serán ponderados para bonificar el extraordinario rendimiento del precio de la acción:
  • Los derechos de apreciación de la acción vencerán después del 31 de diciembre de 2010 si las condiciones del pago descritas arriba no se han cumplido.
  • Si un miembro del Consejo de Administración abandona la compañía antes de que el programa finalice o el objetivo se haya cumplido completamente, el Comité de Compensación del Consejo Supervisor determinará en qué proporción el ejecutivo puede optar a un pago.
  • Sobre la duración del programa, SAP derivará y reconocerá como coste en su estado de ganancias y pérdidas (P&L) la cantidad del pago final del Plan de Incentivos 2010. La cantidad del coste que será registrado en cada trimestre individual dependerá del valor equitativo del Plan de Incentivos que es repercutido por el rendimiento del precio por acción de SAP. Para 2006, la compañía anticipa un gasto máximo por compensación basada en acciones de 15 millones de euros, dando por hecho que el precio por acción de SAP no excederá de los 210 euros a final de año.

Deja un comentario