El 78% de los directivos españoles afirman que sus empresas incrementarán su plantilla temporal y subcontratada

25, Noviembre, 2014 por SAP News 0

Según un estudio global realizado por Oxford Economics sobre el futuro de la fuerza laboral en el que han participado empresas españolas

MadridSolo el 38% de los empleados españoles dicen estar satisfechos o muy satisfechos con sus puestos de trabajo. Para el 64% de ellos una remuneración competitiva es lo más importante. Además, a lo que más temen es a la falta de ofertas de trabajo, frente a sus colegas de EMEA, más asustados por quedarse obsoletos

La principal preocupación de los directivos españoles es la gestión de una plantilla cada vez más global, algo en lo que difieren de sus colegas de EMEA (Europa, Oriente Medio y África), para los que el mayor desafío es la gestión de los millennials

Con respecto a esta nueva generación de trabajadores, las empresas españolas (61%) se apoyan más en ellos que las de la región (50%). Sin embargo, los directivos españoles son más pesimistas que sus colegas de otros países con respecto al futuro de estos empleados, ya que un 64% creen que los millennials abandonarán su compañía por falta de formación y desarrollo, frente a tan solo un 46% de sus homólogos en EMEA

Un estudio global muestra que la mayoría de las compañías españolas no están preparadas para gestionar unas plantillas marcadas por la diversidad y la globalización: solo un 37% de los directivos considera que sus empresas han hecho los progresos necesarios para construir una fuerza laboral que responda a los futuros objetivos de negocio.

Tal y como revela es estudio “Workforce 2020”, que se ha basado en una encuesta a más de 5.400 directivos y empleados de 27 países, entre los que se encuentra España, y ha sido realizado por el grupo independiente Oxford Economics con el respaldo de SAP SE (NYSE: SAP), la mayoría de las organizaciones de Recursos Humanos reconocen la importancia de gestionar una fuerza laboral cada vez más global, heterogénea y móvil, consecuencia de una economía hiperconectada, en la que la interconexión entre personas, organizaciones, lugares y objetos es cada vez mayor. Los directivos españoles coinciden con esa corriente de opinión, ya que para ellos la globalización es el principal cambio que tienen que afrontar, mientras sus colegas de EMEA señalan a la entrada de los millennials en las plantillas como su gran desafío. Los directivos de nuestro país mencionan en segundo y tercer lugar la gestión de millennials y el envejecimiento de las plantillas

“Los resultados del estudio muestran que en líneas generales España está alineada con el resto de países de nuestro entorno en cuanto a sus preocupaciones y necesidades en la gestión de la fuerza laboral del futuro, aunque hay algunas cuestiones que reflejan las diferencias en la situación de España, sobre todo, en lo que tiene que ver con el desempleo en general y con el juvenil en particular”, ha señalado Pablo Zendrera, director de Desarrollo de Negocio de Recursos Humanos de SAP EMEA. “Uno de ellos es el temor a la pérdida del puesto de trabajo, frente a la obsolescencia manifestada por los empleados de EMEA, y otro es el hecho de que se cuente más con los millennials, pero también se asuma más su abandono de la compañía por falta de desarrollo profesional. Simplemente se cuenta con ellos por un periodo de tiempo”.

Los cinco problemas de la fuerza laboral a los que se enfrentan las empresas españolas

A través de entrevistas a más de 200 directivos y empleados españoles, los resultados del estudio desafían las ideas predominantes y destacan las cuestiones más críticas a las que se enfrentan los profesionales de RRHH. En los primeros puestos de la lista figuran:

1.- La remuneración es lo más importante para los trabajadores
De acuerdo con Workforce 2020, una remuneración competitiva constituye el aspecto más importante de un trabajo para el 64% de los encuestados, seguido de las primas y bonificaciones por méritos, con un 60%, y los programas de formación adicionales con un 47%. Resulta llamativo desde la perspectiva de los directivos que el 46% de los españoles afirme que su compañía proporciona una retribución competitiva, 10 puntos por encima de sus homólogos de EMEA, con un 36%. Sin embargo, solo el 38% de los trabajadores españoles dice sentirse satisfecho o muy satisfecho en su puesto de trabajo, una cifra ligeramente inferior a la de la región con un 41%.

Si la retribución es lo que más motiva a los empleados, a lo que más temen es a los niveles de personal inadecuados, frente a sus colegas de otros países, a los que preocupa más quedarse atrás por falta de habilidades e incapacidad para adoptar las nuevas tecnologías, es decir, “quedarse obsoletos”.

2.- Los millennials, no tan diferentes
Los directivos españoles dependen más de los empleados jóvenes o recién licenciados, un 61%, frente al 50% de EMEA. El 55% de ellos señalan que la entrada de millennials en la plantilla tiene un gran impacto en su estrategia de RRHH, a pesar de lo cual solo el 26% afirman que sus compañías prestan una atención especial a estos trabajadores.

Los resultados muestran que existe una desconexión entre los directivos y los jóvenes empleados de esa generación, ya que si bien el 42% de los directivos piensan que los jóvenes deben sentirse frustrados con la calidad de la gestión, solo el 10% de los millennials mencionan este aspecto. Una cuestión realmente llamativa es que el 64% de los directivos españoles creen que los jóvenes abandonarán su puesto de trabajo por la falta de entendimiento y desarrollo, frente al 46% de directivos que señalan esta cuestión en otros países de EMEA. Sin embargo, solo el 12% de los millennials españoles apuntan esta cuestión.

Se ha escrito mucho sobre lo diferentes que eran los millennials en el uso de la tecnología y sus actitudes hacia el trabajo con respecto a las generaciones anteriores, sin embargo el estudio Workforce 2020 muestra que son sorprendentemente parecidos a sus compañeros de otras generaciones en lo que se refiere a las prioridades del puesto de trabajo:

  • Tanto millennials como el resto de trabajadores mencionan la retribución como el beneficio más importante (62 y 67%, respectivamente).
  • Ambos grupos conceden prácticamente la misma importancia al equilibrio entre vida personal y profesional (30% los millennials y 29% el resto) y a lograr sus objetivos laborales (32% millennials, frente a 26% del resto).
  • Todos se quejan casi por igual de que reciben poco feedback (36% de jóvenes, frente a 31% de otras generaciones)

3.- La falta de talento está aumentando
Pocas compañías, sin embargo, están respaldando adecuadamente a sus trabajadores. Menos de la mitad (45%) de los empleados españoles encuestados como parte de Workforce 2020 señalaron que su empresa les proporciona las herramientas adecuadas para ayudarles a crecer y mejorar el rendimiento en el trabajo.

La necesidad de capacidades para realizar analíticas y para el desarrollo/programación crecerá en gran medida en los próximos tres años, pero los empleados dudan de que tengan la oportunidad de adquirir competencias en estas áreas. Solo el 15% de los empleados españoles esperan ser competentes en la nube en tres años, mientras el 49% esperan serlo en analíticas.

4.- Carencia de liderazgo, aunque en España menos
Directivos y empleados están de acuerdo en que existe una falta de liderazgo y las empresas no están haciendo un esfuerzo porque esto cambie. El 47% de los directivos señalan que sus planes de crecimiento se están viendo obstaculizados por la falta de acceso a los líderes adecuados. Además, solo el 40% de los directivos dicen que sus empresas tienen planes de sucesión y continuidad para las funciones clave.

A diferencia de lo que sucede en los resultados globales del estudio, en España casi la mitad (45%) señalan que cuando una persona con capacidades clave deja la empresa es sustituida por alguien de dentro de la organización, por encima del 38% de EMEA y, muy por encima sobre todo, del 31% resultante en el estudio global.

Solo el 42% de los empleados consideran que los líderes de sus compañías están equipados y preparados para llevar a sus organizaciones al éxito. Además, solo el 32% de los directivos creen que sus líderes están preparados para guiar a una fuerza laboral heterogénea.

Los directivos y empleados españoles difieren más que en EMEA sobre cuánto se valora la capacidad de liderazgo en su empresa. Si el 34% de los directivos cree que el liderazgo es una habilidad importante en un empleado, solo el 21% de estos considera que esa capacidad es importante en su empresa. En EMEA, la relación es de 20% frente a 19%, respectivamente.

Por último, el 48% de los empleados españoles sí consideran que sus empresas tienen un compromiso con la diversidad, una cifra muy superior al 31% de sus colegas de la región.

5.- Los modelos de retribución, el desarrollo de carreras y la tecnología deben cambiar
El estudio muestra que los desafíos que deben afrontar las empresas para preparar a su fuerza laboral para el futuro obligará a realizar cambios:

  • El 78% de las empresas en España dicen que aumentarán la contratación de empleados temporales, intermitentes o consultores, lo que exigirá cambios en la fuerza laboral. El 34% de los directivos reconocen que esto acarreará modificaciones en las políticas de RRHH. En líneas generales, deberán repensar las retribuciones, la formación y la tecnología que utilizan en la gestión de RRHH.
  • Esas nuevas estrategias implicarán transformaciones tan profundas que requerirán de la implicación del consejo de administración. Sin embargo, el grado de compromiso de la cúpula directiva es inferior entre las empresas españolas ya que, según sus directivos, se sitúa en un 46% frente al 57% de EMEA.
  • Empleados y empresas no están preparados para la creciente necesidad de habilidades tecnológicas. Solo el 50% de los empleados españoles dicen recibir una amplia formación en tecnología y solo el 36% tener acceso a la última tecnología, aunque esa cifra se sitúa por encima de sus compañeros en EMEA, con un 30%. En cuanto a las empresas, únicamente el 42% afirman utilizar métricas cuantificables y comparativas como parte de su estrategia de desarrollo del personal y solo el 37% saben cómo extraer conocimientos significativos de los datos de que disponen.

Para ampliar la información sobre los resultados de “Workforce 2020” y el futuro del trabajo, haga clic aquí. Siga la conversación sobre el #futureofwork con SAP en Twitter en @sapnews y SuccessFactors en @successfactors SAP News Center.

Acerca de SAP
Como el líder del mercado en software de aplicaciones de negocio, SAP (NYSE: SAP) ayuda a las empresas de todos los tamaños y sectores a mejorar el funcionamiento de su negocio. Desde las funciones administrativas hasta las propias de la sala de juntas, del almacén a la tienda, del ordenador de sobremesa a los dispositivos móviles, SAP fortalece a los profesionales y organizaciones para que trabajen unidos de forma más eficiente y puedan utilizar mejor la visión empresarial con el fin de situarse en las primeras posiciones de la competición. Las aplicaciones y servicios de SAP permiten a más de 263.000 clientes operar con productividad, adaptarse continuamente a los cambios y crecer de forma sostenible. Para más información, visite www.sap.com

Acerca de Oxford Economics
Oxford Economics es el líder mundial en análisis cuantitativo y previsiones para empresas y Administraciones Públicas, y la fuente más fiable de información para los responsables de la toma de decisiones que buscan información independiente e investigaciones basadas en la evidencia. Con sede en Oxford, Inglaterra, y oficinas en Londres, Nueva York y Singapur, así como en otros lugares del mundo, la firma emplea a más de 90 economistas, expertos en diferentes sectores y editores que conforman uno de los mayores equipos de macroeconomistas y especialistas en liderazgo de pensamiento.

Para más información:

SAP España
Belén Martínez Millán
belen.martinez@sap.com
Tel.: 91 456 72 20
Grayling Spain
María Luisa Rodríguez/ Marta Correas
prensa@grayling.com
Tel.: 91 522 10 08

Tags:

Deja un comentario