Soccer team in a huddle

El impacto de la Economía Digital e Internet de las Cosas

9 de noviembre, 2016 Por Abraham Geifman 312

La tecnología ha mejorado nuestras vidas en muchos aspectos, desde lo personal hasta lo profesional. Nuestras dinámicas de convivencia han cambiado y necesitamos que las cosas sean cada vez más sencillas y rápidas, e incluso automáticas. Es así que, términos como Economía Digital e Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) han cobrado fuerza y van evolucionando junto a disruptivos modelos económicos.

La Economía Digital es una nueva dimensión de la economía que se encuentra inmersa en un espacio inteligente conformado por información, instrumentos de acceso y procesamiento de la información y capacidades de comunicación. El salto a una economía digital puede traer grandes beneficios a los países tales como la generación de 95 millones de nuevos empleos o el ahorro de 110,000 millones de dólares al año según reveló un documento del McKinsey Global Institute que pertenece a la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Agregó también que la digitalización de las economías podría generar un incremento de 3.7 billones de dólares en el PIB mundial para el año 2025.

Por su parte, Internet of Things (IoT), o Internet de las Cosas, está cambiando al mundo y la manera en la que interactuamos con él, ya que modifica la comunicación entre objetos y el funcionamiento de las ciudades, no en vano IoT se refiere a la interconexión digital de todo tipo de objetos cotidianos a través de la red.

Ahora bien, ¿qué podemos esperar de IoT y la Economía Digital? Internet de las Cosas, supone una revolución en el mundo de las tecnologías de la información. El día a día del ciudadano está cada vez más cerca del ‘todo conectado’ y esto abre oportunidades de negocio.

En ese sentido empresarios como Elon Musk, CEO de Tesla, plantean un futuro en el cual Internet de las Cosas y la Economía Digital nos lleven a la automatización de tareas básicas, con lo cual no sólo se beneficiará la productividad, sino que también permitirá a los individuos enfocarse en tareas más complejas e interesantes, a la par de un mayor tiempo para recreación.

Entonces, la oportunidad está abierta para todos los negocios, y para ello hay que prepararse. Para poder evolucionar hacia una Economía Digital, dependemos de IoT. McKinsey Global Institute plantea 10 pasos para transformarse en la economía digital:

  1. Promover la infraestructura de aceptación comercial en micro, pequeñas y medianas empresas a fin de profundizar su uso entre pequeños y grandes consumidores.
  2. Aprovechar las redes o plataformas actuales para hacer realidad productos y servicios de pago digital y de esta forma poder difundir los servicios de pago digital con mayor rapidez de manera tal que se disminuyan los costos.
  3. Establecer una infraestructura digital compartida entre las partes interesadas para reducir los obstáculos al acceso y promover la innovación en instituciones públicas y privadas.
  4. Establecer la interoperabilidad para reducir los obstáculos que limitan las transacciones digitales a una sola plataforma de pagos y aumentar así la adopción y aceptación de pagos.
  5. Desarrollar un programa único de identificación al que puedan acceder tanto el sector público como privado a fin de verificar las identidades, fomentando así los pagos digitales y la inclusión financiera. Los marcos de protección al consumidor son esenciales para garantizar la idoneidad de la privacidad, la seguridad y el control de datos.
  6. Digitalizar los casos de uso rutinario en transacciones frecuentes para así incrementar la familiaridad y comodidad con los pagos digitales, y aumentar los volúmenes de las transacciones digitales.
  7. Digitalizar los pagos gubernamentales para fomentar un ecosistema de pagos digitales que ahorra en costos por transacción y aumenta el acceso de la población a los pagos.
  8. Digitalizar los comprobantes de pagos gubernamentales para promover la familiaridad con los pagos digitales entre el público en general y las empresas, y, a la larga, reducir las pérdidas y mejorar los ingresos. La colaboración con el sector privado es crucial.
  9. Establecer normas que promuevan la innovación y las prácticas responsables al entender las lagunas y los obstáculos de la normativa actual, y con la participación activa de todas las partes interesadas.
  10. Poner en práctica políticas que incentiven y mejoren la comodidad de los pagos digitales a fin de agilizar y generalizar el acceso y la adopción de los pagos digitales.

El IoT y la Economía Digital no pueden verse por separado, una depende de la otra para crecer, por lo que los retos son cada vez más grandes y debemos de estar conscientes de que, personas, negocios y gobierno, deben digitalizarse para hacer más eficientes y sencillos los procesos del día a día.  Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales para mantenerte informado de las principales tendencias y estrategias a seguir para ser competitivo en la Economía Digital y formar parte del Internet de las Cosas. Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram

Referencias:

http://www.forbes.com.mx/los-10-pasos-convertirse-una-economia-digital/


© 2016 SAP SE. All rights reserved.

SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see

http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.

Etiquetas: , , , , , ,

Salir y responder