Cómo utilizar la segmentación para mejorar la experiencia del cliente

Hoy en día, segmentar a la audiencia para crear contenido personalizado que permita ofrecer una mejor experiencia del cliente, es la mejor estrategia.

Cada vez es más prioritario analizar a profundidad las características y gustos de la audiencia para encontrar a los clientes cuyos deseos, comportamientos y necesidades son afines a los productos o servicios que se ofrecen. Planear alrededor del consumidor es la clave para atraerlo y cautivarlo. Muchas empresas están enfocando esfuerzos en conocer a profundidad a sus clientes para crear perfiles híper específicos.

Para mejorar la experiencia de usuario, existen diferentes tipos de segmentación:

  • Segmentación demográfica

Esta segmentación toma en cuenta la edad, sexo, ocupación, nivel de ingresos y nivel educativo. De esta forma, se puede utilizar un lenguaje afín a las características del cliente.

  • Segmentación psicográfica

Esta segmentación está basada en las actividades, intereses, aspiraciones, opiniones, deseos y necesidades del usuario. Identifica afinidades para crear estrategias de contenido relacionado. Por ejemplo, a una compañía de suplementos alimenticios le convendría colocar sus anuncios en páginas orientadas a un estilo de vida activo como gimnasios o blogs de nutrición.

  • Segmentación por comportamiento

Este tipo de segmentación considera la percepción del usuario con respecto al producto o servicio para crear mensajes diferentes y personalizados, enfocados en lo que le gusta o le interesa a cada segmento. Por ejemplo, si una compañía de utensilios de cocina detecta que un segmento siempre busca recetas prácticas, deberá resaltar cómo sus utensilios simplifican la preparación de un platillo para llamar su atención.

  • Segmentación geográfica

Dos factores que suelen olvidarse a pesar de su importancia, son la ubicación y el clima. Piense en una tienda de helados. En época de calor se puede resaltar su frescura, pero en invierno sería más efectivo enfocarse en su sabor. En el caso de la ubicación, un mismo sitio web puede cambiar para resaltar las ofertas de la sucursal más cercana al cliente como parte de una promoción geolocalizada.

  • La segmentación ocasional

Este tipo de segmentación no se enfoca en los intereses y comportamientos habituales, sino en momentos efímeros que vienen acompañados de una emoción o necesidad. Por ejemplo, a una compañía refresquera le importa el momento en el que el usuario tiene sed, independientemente de sus gustos y características.

  • Segmentación cultural

Este tipo de segmentación permite conocer al usuario en función de su origen para crear o adaptar el contenido a las características de cada cultura. Por ejemplo, algunas cadenas de comida rápida cambian su menú para añadir ingredientes típicos de cada país a la preparación de sus productos.

  • Subsegmentos

Aún entre audiencias reducidas, existen diferencias importantes.  Para crear contenidos emocionales, que son los que realmente funcionan, es necesario profundizar en la segmentación hasta tocar características más personales.

Dicho lo anterior, debemos considerar que la segmentación sirve para diversificar no solo el contenido, sino también los tipos de mensajes y los canales que se eligen para entregarlos (emails, notificaciones, newsfeed, etc.) en función del tipo de contenido, su relevancia y del conocimiento profundo del usuario.

Lo invitamos a ser parte de nuestras comunidades en redes sociales para conocer más sobre cómo mejorar la experiencia de usuario de sus clientes. Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram / WhatsApp


© 2018 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.