Jóven sosteniendo cubo

Neurodiversidad ayuda en la rentabilidad de empresas tecnológicas

  •  El programa Autism at Work de SAP se propone priorizar la neurodiversidad dentro de la compañía.
  • La transformación digital no puede ocurrir a menos que suceda al mismo tiempo una transformación de talentos.

San José, Costa Rica, enero 2019.– Se calcula que el 1% de la población mundial padece algún tipo de trastorno de autismo. Sin embargo, las personas con autismo a menudo reciben altos puntajes en pruebas de inteligencia y poseen capacidades mentales únicas – en general no son elegidos para los empleos.

Entre las razones probables se encuentra un proceso de entrevistas laborales tradicionales que es arcaico y adverso a riesgos, y que expone las debilidades de las personas con espectro de autismo, en lugar de concentrarse en sus fortalezas. En este contexto, el trastorno del espectro autista (TEA), que según estima la Organización Mundial de la Salud (OMS) sufre 1 de cada 160 niños en todo el mundo, afecta la capacidad de las personas para comunicarse e interactuar con los demás. En el país, no hay datos oficiales, pero se habla de unas 64.000 de personas con TEA.

“Hace cinco años, SAP comenzó a cambiar su proceso de selección de talentos como parte de su promesa de alcanzar una fuerza laboral más diversa e inclusiva. Este objetivo dio lugar al programa Autism at Work de SAP, que se propone priorizar la neurodiversidad dentro de la compañía y contratar a personas con estas condiciones” comentó Paola Santos, Directora de Recursos Humanos para la región Norte de SAP América Latina. 

En SAP el primer paso fue eliminar la entrevista tradicional y redefinir cómo administrar este talento. Ahora, los candidatos con autismo pasan por una evaluación de sus habilidades blandas para analizar cualidades específicas, como observación, concentración y percepción visual. Hasta ahora, más de 128 personas con autismo han sido contratadas, y el objetivo es que para 2020 aproximadamente el 1% de la fuerza laboral de SAP tenga estas condiciones.

Desde el lanzamiento de este programa en Latinoamérica hace más de tres años, SAP ha contratado a 22 empleados con espectro autista. Este programa ha captado la atención de los sectores público y privado; y ha obtenido numerosos premios y reconocimientos. El objetivo de la compañía es continuar seleccionando a estos nuevos talentos, y establecer la neurodiversidad como una mejor práctica relevante para todos los tipos de empresas en Latinoamérica.

Historias extraordinarias

Un empleado de SAP Labs en Sao Leopoldo, Brasil, descubrió que él también tenía un desorden del espectro autista una vez que conoció el diagnóstico de su hijo autista, y trabaja para generar conciencia dentro de SAP.

Otro empleado, un analista financiero de SAP en Argentina, pasó muchos años cambiando de puesto debido a su dificultad para mantener relaciones con sus colegas. Fue diagnosticado cerca de cumplir sus 30 años, y fue una revelación que le cambió la vida y lo ayudó a comprender sus comportamientos, y a buscar empleo a través del programa Autism at Work de SAP. También en Argentina, un padre se sintió inspirado para convertirse en un defensor líder y vocero de la neurodiversidad en el lugar de trabajo y en SAP, con la convicción de que en el futuro su hijo autista tendrá oportunidades de empleo significativo y productivo.

“La transformación digital no puede ocurrir a menos que suceda al mismo tiempo una transformación de talentos. Nadie ignora que una fuerza laboral muy comprometida, activa y diversa es una prioridad estratégica para organizaciones que impulsan la innovación. La diversidad se ha convertido en un imperativo crítico de negocio y estamos comprometidos con estas iniciativas de inclusión para extenderlas a más países de la región” comentó Paola Santos, Directora de Recursos Humanos para la región Norte de SAP América Latina.

En esta era digital en la que las empresas se esfuerzan por tener una fuerza laboral que refleje el mercado y combine las fortalezas y diferencias para una mayor interacción y relevancia, la neurodiversidad demuestra ser invalorable: desde los especialistas en marketing hasta los científicos de datos, los empleados con autismo proporcionan una creatividad inigualable, entusiasmo, compromiso y enriquecen el entorno de trabajo.