El consumidor final dicta la pauta hacia la manufactura 4.0

Por: Pietro Delai, Gerente de Investigación en Software y Cloud para IDC Latinoamérica

Por mucho tiempo ha predominado la prioridad de aumentar productividad, reducir costos (y desperdicios) y mejorar la eficiencia en la industria manufacturera. Sin embargo, ante un consumidor más informado y demandante, las empresas se ven en la necesidad de crear nuevos modelos de negocio que reduzcan el ciclo de diseño del producto, redefinir procesos y, finalmente, lograr productos personalizados.  En otras palabras, la barrera entre consumidores y fabricantes prácticamente ha ido desapareciendo.

Este desafío de lograr la eficiencia, fabricar bajo demanda y mejorar la experiencia del cliente ha hecho que la industria manufacturera busque con mayor intensidad actualizar o modernizar su sistema central, el ERP, para aprovechar tecnologías disruptivas tales como robótica, inteligencia artificial, big data, realidad virtual/aumentada e Internet de las Cosas (IoT), entre otras.

 

Para alcanzar esta flexibilidad, 40% de las empresas de manufactura[1] en América Latina han implementado una solución de IoT, y piensan expandir su uso, y con eso asegurar la mayor eficiencia, más calidad en los productos y plazos de entrega más ágiles.

Podemos mencionar algunos casos de uso de IoT:

  • Decisiones en producción y tecnología operativa (OT-Operational Technology)– Los sensores de IoT proporcionan datos en tiempo real sobre cada uno de los procesos productivos, las condiciones en que se ejecutan (humedad o temperatura) y las especificaciones de los materiales disponibles. Los datos recolectados y consolidados en el ERP ayudan a redefinir la ruta ideal en producción para determinado producto de un cliente en particular.
  • Simulación en ambientes digitales y resiliencia – El conocimiento obtenido de los sensores y la simulación de los procesos productivos en un ambiente digital permiten tomar decisiones y realizar ajustes sobre la marcha para entregar productos personalizados y en forma oportuna.
  • Estrategias de fabricación o ensamble- La información recabada por los sensores junto con analítica avanzada (o Machine Learning) en el ERP moderno permite hallar la mejor configuración de los procesos no solo con recursos de la propia empresa sino también de los proveedores integrados a la producción (proveedor Tier 0 ó 1) con quienes se ha definido una estrategia de ensamble o fabricación conjunta.

Para conectar las necesidades de los consumidores finales con la capacidad productiva se requiere adoptar soluciones tecnológicas como el i-ERP, que es el ERP inteligente de nueva generación que esté preparado para, inteligencia predictiva y analítica, aprendizaje automático e integración de tecnologías disruptivas como IoT, robótica, Inteligencia Artificial, 3D, entre otras, en un ambiente que puede ser cloud, por ejemplo. El propósito final será la creación de una cadena de suministro inteligente con estrategias de ensamble o fabricación conjunta, donde existe una conversación lo más cercana posible al tiempo real entre clientes, proveedores y la empresa manufacturera para entregar un producto personalizado sin descuidar una producción integrada y rentable.

[1] IDC Latin, Latam IoT Decision Makers Survey 2018 – encuesta a 142 empresas de la industria de manufactura.

Comparta su opinión en las redes sociales: Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram / Whatsapp


© 2019 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.