El reto del liderazgo de las mujeres

La pandemia por COVID-19 incrementó aún más la disparidad de género en varias economías. La Organizacional Internacional del Trabajo expone que América Latina registró la mayor pérdida de empleos en mujeres durante esta crisis sanitaria, con un 9.4% de trabajos perdidos, en comparación a un descenso del 7% en los hombres. Desafortunadamente, las personas más vulnerables y excluidas son las que sufren los efectos más catastróficos.

 

A pesar de que las mujeres suman el 43% de la fuerza laboral mundial, nada más el 36% ocupa un cargo de gerente en el sector privado o público, de acuerdo con el Global Gender Gap Report de 2020. Y si pensamos en los cargos de dirección o mujeres liderando a una organización, la cifra desciende hasta el 18.2%.

 

Sin embargo, diversas investigaciones como la de Watermark y Center for Creative Leadership, describen 4 principales beneficios al sumar más mujeres líderes en el lugar de trabajo:

 

  • Más satisfacción laboral.
  • Mayor dedicación organizativa.
  • Trabajo altamente significativo.
  • Menos agotamiento.

 

Los equipos de trabajo con diversidad de género consiguen más ventas y ganancias en contraste con los equipos formados meramente por hombres. Cerrar la brecha de género por supuesto que es posible y más que necesario, porque está demostrado que el beneficio es para todas las personas. Pero ¿cómo cerrar la brecha en el aspecto laboral? Estas acciones, del Foro Económico Mundial y Harvard Business Review, podrán darle dirección:

 

  • Las empresas más diversas tienen un mejor desempeño a largo plazo, porque su cultura organizacional está integrada por un conjunto amplio de ideas variadas que permiten tomar decisiones considerando las necesidades e intereses de todos los grupos.
  • Cuando las mujeres alcanzan posiciones de poder, se crea un círculo virtuoso que normaliza el liderazgo femenino para las generaciones futuras. Los países con mujeres líderes en política también tienden a tener niveles altos de liderazgo en organizaciones privadas.
  • Invertir en educación STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) para mujeres permitirá cerrar la brecha de género en educación en el presente, y evitar la brecha de género laboral en esos campos en el futuro.
  • Apoyar activamente la carrera profesional de todas las mujeres disminuye la cantidad de tareas menos gratificantes para ellas, es decir, es necesario brindarles una capacitación de acuerdo con sus intereses y necesidades y no simplemente imponerles cursos de poco valor laboral.
  • La auto nominación para ascender o pedir una vacante dentro de la empresa, en la mayoría de los casos, no permite evaluar correctamente las habilidades de todos los colaboradores, ya que las normas sociales de género pueden poner en desventaja a las mujeres en estas situaciones. Lo mejor es evaluar a las personas con base en su desempeño y no precisamente por auto nominación.

 

Las mujeres y niñas son líderes poderosas que han promovido e impulsado iniciativas para lograr la mitigación del cambio climático. La promoción de un desarrollo sostenible en todos los ámbitos sectoriales necesita su voz, sus acciones, para tomar decisiones estratégicas relacionadas con este mal ambiental que nos aqueja. La paridad de género es indispensable para un futuro sostenible e igualitario, tal cual como lo dice el tema de este año de la ONU: “Igualdad de género hoy para un mañana sostenible”.

 


 

Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram

 


© 2022 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.