Futuro del aprendizaje corporativo

La automatización y la inteligencia artificial forman parte del aprendizaje, cambios y desarrollos que estarán transformando los puestos de trabajo, las necesidades de las empresas y la preparación necesaria de los colaboradores con capacidades renovadas y nuevas habilidades.

 

El trabajo se encuentra en un importante cambio, casi sin que nos demos cuenta los modelos de trabajo que conocíamos dejarán de existir o bien se renovarán, evolucionarán dentro de todas las áreas, células y equipos de trabajo. La adopción de nuevas herramientas y procesos también traerán cambios, aprendizaje y desarrollo al área corporativa.

 

Los directores de recursos humanos y los directores de aprendizaje deben controlar las fuerzas, algunas visibles, otras ocultas, que existen hoy y que desempeñarán un papel importante en la configuración del futuro. Una cosa es clara, el futuro del aprendizaje corporativo está estrechamente ligado al futuro del trabajo. A medida que el trabajo repetitivo y fácilmente cuantificable se vuelve más automatizado, la capacitación y el aprendizaje están cambiando para cubrir habilidades más centradas en el ser humano, que los bots no pueden duplicar fácilmente.

 

Pero los humanos todavía no se encuentran tan preparados para el cambio, pues la brecha de habilidades en la fuerza laboral es notoria, especialmente en ciertas habilidades que no pueden ser automatizadas, como el liderazgo, el pensamiento proactivo y la adaptabilidad.

 

Mientras tanto, la tecnología ya no es solo un asistente para el aprendizaje; también es el maestro. Los avances en realidad aumentada (AR) y realidad virtual (VR) comprimen años de experiencias del mundo real en programas virtuales inmersivos y específicos que permiten a los colaboradores probar sus habilidades sin consecuencias en el mundo real. La IA permite a los líderes insertar el aprendizaje en los procesos de trabajo en vivo, motivando a las personas con contenido en el momento en que se necesita en lugar de en el aula.

 

Estos son algunos de los impulsores que afectan el futuro de la capacitación y el aprendizaje corporativo, y que ya se encuentran actuando con fuerza en la actualidad:

 

Crecimiento del procesamiento y la disponibilidad de la información

 

Hoy tenemos acceso virtual instantáneo a casi toda la información, lo que cambia la forma en que se enseñan las habilidades. ¿Por qué memorizar cuando puedes buscar en Google? Tenemos menos necesidad de aprender hechos de memoria o saber cómo multiplicar números grandes en nuestras cabezas.

 

Las computadoras y teléfonos inteligentes amplían el alcance y la portabilidad de información ilimitada, lo que nos permite llevar el aprendizaje a muchas situaciones y contextos diferentes en los que los colaboradores aprenden de manera oportuna y además pueden tomar cursos en casa, en el autobús al trabajo o en la playa.

 

A medida que la IA y los robots se vuelvan más capaces, seguirán cambiando el trabajo que realizan las personas. Nuestras carreras ya no estarán definidas ni limitadas por lo que sabemos. Los líderes deberán concentrarse aún más en enseñar a los empleados cómo adaptarse a la constante expansión de la inteligencia artificial especializada.

 

La red se ha convertido en un principio organizador dominante

 

Los enormes avances en la capacidad de vincular computadoras y personas a un costo cada vez menor han facilitado a los empleados la creación de conexiones con sus pares tanto dentro como fuera de la empresa. Esto ha aumentado las oportunidades de aprendizaje, ya que entre más conexiones tengan los empleados, más información podrán acceder y más podrán aprender de los demás.

 

Los líderes de las fuerzas laborales deben concentrarse en unir a los colaboradores con los recursos que mejor se adapten a sus necesidades. El desafío será mantenerse al tanto de todo lo que hay, porque un buen contenido de aprendizaje puede estar en cualquier lugar: LinkedIn, YouTube y plataformas de aprendizaje en línea.

 

El trabajo se está volviendo más centrado en el ser humano, menos repetitivo

 

La automatización ya ha eliminado trabajos. El escenario del fin del mundo es el de una economía completamente impulsada por máquinas con los humanos excluidos. Pero los humanos ya están demostrando su resiliencia. El trabajo se está desplazando hacia tareas que requieren habilidades centradas en el ser humano, incluida la colaboración, el razonamiento complejo, la empatía, la resiliencia y la creatividad.

 

No todas las habilidades que nos hacen humanos son innatas, e incluso aquellas que lo son necesitan un mayor desarrollo. Fomentar esas habilidades no es lo mismo que enseñar habilidades técnicas a las personas. Al crear espacios de trabajo que fomenten la experimentación y la interacción, las organizaciones pueden reforzar las capacidades humanas que son cruciales para la innovación, y que las empresas necesitan para seguir prosperando.

 

Los expertos identifican cuatro efectos que la automatización y la IA podrían tener en el futuro del trabajo:

 

  • Pérdidas de empleos a gran escala, la automatización e inteligencia artificial reducen la participación humana, sin embargo, habrá nuevas maneras de prepararse para adquirir nuevos puestos de trabajo.

 

  • Aumento de puestos de trabajo a gran escala, mientras algunos trabajos se van, otros llegan con los avances tecnológicos y para ello los humanos deberán conocer nuevas habilidades.

 

  • Trabajo aumentado, la IA no puede reemplazar por completo a todos los humanos, habrá automatizaciones, pero también personas que trabajen con nuevas herramientas.

 

 

El aprendizaje corporativo está llegando a un grupo más amplio de personas

 

A medida que el trabajo se vuelve más centrado en el ser humano, la naturaleza evolutiva del trabajo no solo requiere que las personas adquieran continuamente nuevos conocimientos y habilidades, sino que hay evidencia de que las habilidades utilizadas en muchos trabajos que requieren un título universitario se superponen en gran medida con trabajos que no lo requieren.

 

En otras palabras, existe una barrera de papel entre los trabajos de menor y mayor remuneración que no deberían existir y que excluye a los trabajadores talentosos que no fueron a la universidad.

 

 

Los impulsores del futuro del aprendizaje corporativo revelan un cambio irónico y desafiante: incluso cuando las máquinas reemplazan a los empleados o aumentan sus roles, el elemento de cambio más importante está en lo que los humanos pueden hacer, los colaboradores deben maximizar las habilidades que necesitan para prepararse frente a la evolución futura de sus trabajos.

 

Pero simplemente ofrecer cursos sobre colaboración o resolución de conflictos no es suficiente. Mejorar las habilidades de los colaboradores requiere un enfoque más sutil. Al poner las señales de aprendizaje en el contexto correcto, las personas aprenderán a maximizar sus habilidades únicas más rápidamente y conservarán el conocimiento que necesitan para hacer su trabajo de manera más efectiva.

 

A medida que el trabajo se vuelve más descentralizado, muchas empresas están luchando por saber cómo desarrollar una fuerza laboral cada vez más dispersa y basada en contratos. La tecnología no está simplemente borrando puestos de trabajo, la IA y el aprendizaje automático están creando nuevos roles y ayudando a los empleados a mejorar su productividad. SAP es líder mundial en soluciones de gestión de talento y de capacitación, consulte más detalles aquí.

 

Estamos en medio de un cambio único en la forma de trabajar de las personas, tenemos la oportunidad de ayudar y hacer que el cambio sea realmente beneficioso.

 


 

Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram

 


© 2022 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.