Cómo las empresas pueden sumarse a la Economía Circular

El nuevo modelo de economía cero desperdicios prometen a las marcas la oportunidad de diferenciarse competitivamente en el mercado.

 

 

El primer modelo de Economía Circular nació sin ninguna preocupación por el medio ambiente. En 1972, en Dinamarca, una refinería de petróleo, con intenciones puramente económicas, comenzó a canalizar el exceso de gas que producía a un fabricante de placas de yeso. Los residuos de una empresa se han convertido en materia prima de otra, ofreciendo, además de beneficios, un nuevo modelo económico: la Economía Circular, que, en un mundo de creciente escasez de recursos, tiene como propuesta la reducción a cero de los residuos.

 

Si bien la adopción de este concepto como modelo económico en las empresas aún está en pañales, ya muestra un gran potencial para aumentar la eficiencia y rentabilidad de las marcas, además de reducir el daño causado al medio ambiente. Con las tecnologías modernas, es posible ahorrar materias primas y producir de manera más rentable mientras se protege el planeta. Los consumidores y empleados reconocen estos esfuerzos y buscan ser leales a empresas con valores y causas relevantes.

 

Estos son los principios para unirse a la Economía Circular:

 

Modularidad: en lugar de desechar la pieza entera, se debe considerar el cambio de piezas del producto cuando se desgasten o se vuelvan obsoletas.

Mantenimiento: cuando un objeto ya no se puede utilizar, sus partes se pueden renovar y reutilizar.

Desmontaje: Con productos que se pueden desmontar, las empresas pueden recuperar más materiales para reciclar.

Regeneración: artículos fabricados con materiales que pueden volver a ser útiles, en lugar de materiales que son escasos y no se pueden reutilizar.

Recuperación: las líneas de productos biodegradables y las acciones de logística inversa pueden facilitar la recuperación de insumos usados ​​para que puedan ser reciclados.

 

La escasez de recursos ha sido uno de los mayores incentivos para la adopción de la Economía Circular. Con los avances tecnológicos, cada vez es más factible transformar el modelo económico de los negocios. Los sistemas circulares son más efectivos y ayudan a proteger a las empresas de la volatilidad de los recursos y también a mitigar los costos de disposición de toneladas de desechos; por tanto, la Economía Circular no solo salvará el planeta, sino que transformará las estrategias de las organizaciones.

 

Conozca las soluciones de SAP y cómo pueden ayudarlo con su objetivo de implementar iniciativas comerciales sostenibles.

 


 

Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram

 


 

© 2022 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.