Cuatro recomendaciones para optimizar el trabajo remoto

  • Ante la reciente emergencia sanitaria que ha movilizado a millones de personas a permanecer en cuarentena, el trabajo remoto se ha vuelto la mejor alternativa
  • A pesar de esta movilización, la Organización Internacional del Trabajo prevé que 25 millones de empleos se verán afectados a nivel mundial si no se agiliza el bienestar de los colaboradores

Ciudad de México, México, a 18 de marzo de 2020. – Los últimos meses han estado marcados por el brote del COVID-19 registrando miles de casos a nivel mundial. En consecuencia, diversos países han incrementado las medidas de prevención en todos los niveles para garantizar la salud pública. 

Asimismo, compañías y organizaciones han comenzado a mover sus centros de trabajo a sus hogares, como alternativa para mantener las operaciones del día a día evitando la propagación del virus. Ante una situación de emergencia sanitaria, la tecnología se ha vuelto un aliado que ofrece una amplia gama de soluciones, permitiendo manejar el trabajo remoto con una gran facilidad. 

Sin embargo, para muchas compañías aún existen complicaciones para trasladar esta forma de trabajo a su realidad; ya sea por falta de una tecnología adecuada, la gestión de horarios o por que ciertas actividades no se ejecutan de forma remota. A pesar de las dificultades que este reto representa, de no salvaguardar la salud de los trabajadores, se estima que 25 millones de empleos en todo el mundo se vean afectados e impacte en la salud de sus colaboradores. 

Si bien, en México existen compañías que cuentan con plataformas como SAP SuccessFactors para gestionar las actividades de sus colaboradores de forma remota, la realidad es que, bajo un panorama como este, los equipos de trabajo se encuentran bajo un nivel diferente de estrés y preocupación. En este sentido, a continuación, se comparten cuatro recomendaciones para adaptar al plan de home office:

    1. Ser Empático. Cuando se trabaja por primera vez en casa, puede ser desalentador para el colaborador dejar su rutina habitual en sus centros de trabajo, por lo que las empresas deben de asegurarse que los empleados se sientan apoyados, cuidados y seguros
    2. Mantenerse en contacto. Las compañías deben de contar con una comunicación constante para saber las necesidades de los colaboradores, ya sea un problema de acceso y cualquier otro tipo de inconveniente
    3. Fomentar “sentido de propiedad”. Si bien, los canales de comunicación están abiertos, la dinámica de trabajo cambia. Los directores deben empoderar a sus colaboradores con sentido de propiedad en sus proyectos para que tomen las mejores decisiones cuando no se trabaje físicamente con el resto del equipo
    4. Comunicación diaria con el equipo. La interacción y colaboración del equipo es esencial para mantener la motivación. Una reunión matutina por videoconferencia es ideal sobre todo cuando los equipos de trabajo son nuevos en este modelo de trabajo. Por ejemplo, se pueden efectuar estas dinámicas:
          • Programar llamadas 1 a 1 para revisar status semanales 
          • Compartir números de teléfonos móviles y alentar a los equipos a usarlos
          • Utilizar registros de las actividades como minutas utilizando diferentes herramientas colaborativas
          • Establecer horas estándar de trabajo para la zona horaria de cada miembro del equipo
          • Uso de una sala virtual establecida para un video llamada y que los colaboradores tengan un mejor acceso

“Contar con las herramientas necesarias que complementen nuestra respuesta a la emergencia es determinante en este momento. Gracias a esto, empresas de diferentes industrias y tamaños en el país han podido adaptarse rápida y oportunamente ante esta situación, permitiendo que sus colaboradores se mantengan a salvo, al tiempo que continúan con sus operaciones”, comentó Maricarmen Ballesteros, directora de SAP SuccessFactors en México.

Asimismo, a partir de este momento, soluciones como Remote Work Pulse de Qualtrics serán gratuitas y estarán disponibles públicmaente durante este periodo de retos para todos los actores del ecosistema empresarial.