Integración: el principal desafío en la transformación digital de cualquier empresa

El proverbio chino conocido como “el efecto mariposa” dice que “el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”.

Este, que ha sido usado en tiempos modernos para explicar la “teoría del caos”, menciona que cualquier cambio mínimo en las condiciones iniciales de un sistema caótico repercutirá en los resultados de todos los elementos. Si pensamos que esto es igual para cualquier tipo de sistema, ¿por qué podríamos considerar una transformación digital que contemple cualquier otro camino que no sea el de la integración?

 

Indiscutiblemente, la transformación digital es una necesidad igual de crítica e impostergable tanto para las empresas grandes como para las medianas. Todas las organizaciones, sin importar su tamaño, se enfrentan a los mismos desafíos: expectativas cambiantes del cliente, panoramas políticos y de mercado volátiles y un horizonte tecnológico muy dinámico.

 

Pero las empresas medianas tienen una ventaja adicional: son potencialmente más ágiles y capaces de absorber y responder más rápidamente a las nuevas tecnologías que sus competidores de mayor tamaño, y tienen acceso a la misma infraestructura tecnológica y recursos de plataforma. Esto ya es incuestionable.

 

¿Qué tiene que ver entonces el “efecto mariposa”? Todos los expertos y estudios de mercado coinciden en que el mayor desafío de una transformación tecnológica es justamente evitar el abordaje aislado; esa es la razón principal por la que las empresas se quedan estancadas a medio camino. Cada área encara la transformación como si no estuviera relacionada con las otras.

 

Pensemos, como hecho fehaciente, que el fundamento de ser de una empresa es el cliente. Todas las áreas trabajan, lo tengan presente o no, en función de este. Marketing, Ventas, Logística, Compras, Administración, Contabilidad, Producción, Recursos Humanos, Ingeniería, Diseño y IT existen porque hay un cliente, o se intenta conseguir uno.

 

Un estudio realizado por IDC en 2018 dice que pensar una transformación digital como proyectos aislados dentro de una misma empresa crea problemas en tres niveles:

 

  1. Estratégico: las iniciativas son tácticas y están desconectadas de la estrategia de negocios general.
  2. Arquitectura: iniciativas generadas desde las diferentes unidades de negocios, pero sin integración entre ellas.
  3. Estructura organizativa: se crean equipos de proyecto especiales que trabajan por separado de las operaciones de negocio generales.

 

Ese mismo estudio concluyó que las empresas medianas de alto rendimiento o “mejor operadas” son más proclives a tener iniciativas de transformación digital patrocinadas por el departamento de TI (41 %) o por el equipo directivo/ejecutivo (38 %) que las empresas de rendimiento más bajo donde los equipos de líneas de negocio tales como Ventas, Finanzas y Marketing suelen actuar como el patrocinador.

 

Por lo tanto, las empresas que sobrevivan a la transformación digital van a tener una arquitectura tecnológica integrada en todas las áreas de la organización, con sistemas que proporcionen una visión única del ecosistema, porque si el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo, en una empresa también.


© 2020 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.