La tecnología, aliada clave en los centros de trabajo hacia la nueva normalidad

Por: Maricarmen Ballesteros, directora en México de SAP SuccessFactors y Human Experience Management

 

A pesar de que el trabajo remoto se consolidará como una alternativa para muchas empresas, las oficinas seguirán siendo clave para generar sinergias, coordinar equipos y compartir conocimiento. Pero, ante el regreso a una nueva normalidad, ¿que deben hacer las compañías?

En primera instancia, el bienestar y la salud de las personas tendrá un peso aún más relevante, implicando una serie de ajustes estructurales con nuevas dinámicas de relacionamiento y mayor seguridad en los espacios de trabajo.

De hecho, la consultora Newmark Knight Frank (NKF) sugiere que, para mantener espacios de trabajo adecuados para la nueva realidad, se debe tener una ocupación máxima del 25%, siempre cuidando los protocolos de limpieza, acceso a colaboradores, visitantes y proveedores. Por otra parte, el estudio “Fast Forward 2030: El futuro del trabajo y del espacio”, elaborado por CBRE demuestra que de los profesionales que respondieron la encuesta, 85% antepone el bienestar y salud de sus colaboradores como tema prioritario para el mediano y largo plazo. 

A medida que el país retoma paulatinamente sus actividades, los directores de las compañías deben garantizar estrategias que prioricen el bienestar de sus colaboradores. El rol de la tecnología en este sentido es vital. Sin embargo, la realidad nos dice que 65% de los directores de Recursos Humanos a nivel global no cuenta con un plan ejecutado de transformación digital. 

Ahora más que nunca debemos voltear a ver lo que nos ofrecen innovaciones como la Inteligencia Artificial, Big Data y otro tipo de tecnologías para la prevención en los espacios de trabajo y control de accesos tanto de nuestros colaboradores como nuestros clientes y proveedores. El análisis de datos en tiempo real ayudará a mantener el control de acceso y aforo de personas. Asimismo, estas soluciones permiten analizar y establecer por medio de un mapa térmico la cantidad de personas que entran a un edificio, así como enviar alertas en caso de que excedan el umbral de capacidad predefinidos.

En los últimos meses, fui testigo de cómo compañías de diversos sectores como el financiero, o retail adoptaron soluciones tecnológicas, que más allá de apoyar en la gestión operativa del área de Recursos Humanos, establecieron estrategias enfocadas en escuchar a sus colaboradores y brindar soluciones de bienestar emocional. Por otra parte, he visto empresas que han respondido oportunamente a la continuidad operativa, basadas en una estrategia tecnológica sólida, permitiéndoles reajustar más del 90% de su fuerza laboral de forma inmediata. Si el poder de la tecnología fue capaz de esto, podemos asegurar que el regreso a la nueva normalidad podrá anteponer las prioridades que el contexto nos demanda. 

La nueva normalidad nos exigirá crear mejores formas de convivencia, donde los espacios de trabajo cambiarán significativamente tanto en su organización como en la implementación de tecnologías.