Cómo las Empresas Pueden Acelerar la Tecnología para Lograr un Impacto Sostenible

Los negocios globales impulsan la producción y el consumo globales, lo que conduce a niveles de vida cada vez más altos, pero ¿a qué coste para las generaciones futuras y nuestro planeta?

Si bien las empresas desempeñan un papel crucial en la creación de soluciones para prevenir las crisis ambientales y de salud, “seguir como siempre” no nos acercará a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) en los próximos 10 años.

Ahora, es esencial que las empresas aceleren la tecnología; a continuación te mostramos algunas formas de conseguirlo.

Medición del desempeño en sostenibilidad

La pandemia del COVID-19 ha obligado a todos a repensar cómo las empresas miden su desempeño. Los negocios sólidos tradicionalmente han requerido administrar la rentabilidad y el crecimiento, pero la crisis ha revelado la importancia de la resiliencia.

Las cadenas de suministro globales, por ejemplo, se han optimizado durante décadas para que sean lo más eficientes posible. Pero cuando COVID-19 impuso restricciones globales, muchas cadenas de suministro altamente optimizadas y eficientes se rompieron debido a la falta de agilidad y flexibilidad. Ayudar a las cadenas de suministro a adaptarse e introducir una mayor resiliencia se ha convertido en una métrica prioritaria.

Y si bien la crisis de salud ha obligado a ralentizar muchos esfuerzos ambientales, el cambio climático no lo ha hecho. Si las empresas quieren ser negocios mejor gestionados, deben poner más énfasis y centrarse en el medio ambiente. El año 2020 dejó muy claro a los líderes empresariales que, además de sus ingresos y ganancias, también deben centrarse en gestionar su “línea verde” para el éxito empresarial sostenible. Esto tiene el potencial de convertirse en el principio rector de la forma en que evaluamos y dirigimos las empresas hoy y en el futuro.

Las corporaciones pueden medir el éxito empresarial de manera más integral a través de nuevas prácticas contables que conectan los impactos económicos, sociales y ambientales. Esta filosofía se refleja en el Informe integrado de SAP. También nos hemos sumado a esfuerzos internacionales como Value Balancing Alliance e iniciativas locales como QuartaVista, un proyecto financiado por el gobierno alemán, que tiene como objetivo estandarizar las amplias medidas de impacto empresarial.

Para acelerar el ritmo del cambio necesario para generar impactos positivos a escala, las empresas deben adoptar e implementar tecnologías que permitan e impulsen procesos comerciales completamente redefinidos. Las áreas más importantes en las que centrarse de inmediato son las áreas interrelacionadas de la gestión de las emisiones de carbono y la transición a una economía circular.

Gestión de las emisiones de carbono

En la era digital, las empresas confían en soluciones tecnológicas para rastrear y gestionar el CO2 y otras emisiones de gases de efecto invernadero en toda la cadena de valor, desde el suministro de materiales hasta la fabricación y la distribución final. Esto requerirá que los proveedores, las operaciones y la logística determinen y divulguen sus emisiones relativas. Las empresas pueden utilizar estos datos para obtener mejores conocimientos, lo que les permite consolidar, analizar y gestionar la huella de carbono de sus productos y servicios individuales de forma más eficaz.

Ya vemos empresas, como en el sector de alimentos, actuando en función de sus responsabilidades corporativas, asesoramiento a los inversores y la demanda de los consumidores de etiquetar sus productos con información sobre emisiones a nivel de producto. Esto brinda a los consumidores la información que necesitan para tomar decisiones de compra más responsables, creando un círculo virtuoso.

Transición a una economía circular y reducción de residuos

En el paradigma actual del uso de combustibles fósiles y el enfoque lineal de la producción y el consumo, es imposible reducir las emisiones a cero. Hay 100 mil millones de toneladas de materiales que ingresan a la economía mundial cada año, pero solo alrededor del 10 por ciento se recicla o reutiliza. Este es un costo enorme para las empresas y las sociedades porque es ineficiente e impacta nuestro medio ambiente significativamente más allá de los límites planetarios. Los estudios muestran que debemos realizar una rápida transición a cadenas de valor de ciclo cerrado.

Cuando se trata de la economía circular y de mantener los materiales valiosos en uso por más tiempo, la tecnología puede acelerar los beneficios circulares para las empresas. Las empresas pueden obtener enormes beneficios al capturar valor de los materiales que actualmente se desperdician. Una economía restauradora y regenerativa puede potencialmente desbloquear $ 4.5 billones en crecimiento, reducir el CO2 en un 45 por ciento y el desperdicio en un 90 por ciento. Una transformación global se centra en la trazabilidad de la cadena de suministro, la transparencia sobre el abastecimiento y la producción sostenibles y la recuperación de residuos a lo largo del ciclo de uso del producto.

Si bien muchos materiales diferentes fluyen a través de las cadenas de valor globales, el plástico se ha convertido en un recurso de alta visibilidad destinado a la reducción y reutilización. Más de 450 empresas, gobiernos y otras organizaciones que representan más del 20 por ciento de los bienes de consumo empaquetados a nivel mundial se han comprometido con un ambicioso conjunto de objetivos para 2025. SAP ayuda a mantener el valor de los flujos de materiales y a captar nuevos ingresos mediante la innovación de modelos comerciales y ayudar a las empresas a adoptar enfoques y procesos de economía circular.

Para empezar, las empresas deben centrarse en el diseño responsable. Los diseñadores e ingenieros de productos deben crear nuevos enfoques para la modularidad del producto, la capacidad de reparación, la recuperación y el empaque para reducir el desperdicio y mantener los materiales en uso por más tiempo.

Lo que es el desperdicio de una empresa es el aporte valioso de otra empresa, pero debe poder encontrarlo, valorarlo y utilizarlo. Aquí es donde debemos promover un abastecimiento y adquisiciones más responsables. El objetivo es utilizar la tecnología para conectar a compradores y vendedores en los mercados de materiales secundarios.

Sin embargo, puede ser un desafío para las empresas localizar, evaluar, validar e incorporar estas fuentes en los procesos actuales. Los recicladores están comenzando a utilizar tecnología geoespacial, ciencia de datos y análisis en tiempo real para mejorar la recuperación y reutilización de recursos.

La producción responsable es otra área en la que las empresas pueden utilizar tecnologías como el seguimiento en tiempo real para proporcionar trazabilidad tanto de los proveedores iniciales como de los productos terminados. Las tecnologías como blockchain permiten a las marcas rastrear y compartir el linaje de productos para que los clientes puedan realizar compras informadas. Las aplicaciones de trazabilidad y las soluciones de gestión de la experiencia también pueden permitir a los productores conocer en profundidad el sentimiento del consumidor en torno al valor de la circularidad.

Sin embargo, toda la mejor tecnología del mundo no resolverá completamente nuestros problemas. Todo se reduce a las personas, a las decisiones que tomamos como individuos, pero también como empresas y redes.

Las empresas tienen un papel importante que desempeñar en la recalibración a un sistema económico que respalde el crecimiento y las ganancias sostenibles. Más allá de los negocios, debemos pensar en el mundo que queremos para nuestros hijos y las generaciones futuras. Debemos establecer metas ambiciosas, medirnos de manera diferente, dar cuenta de nuestras acciones y colaborar entre organizaciones, industrias y regiones.

Las empresas líderes ya están tomando medidas, pero el tiempo es fundamental. Deben unirse más para que podamos avanzar más rápido, juntos, hacia un futuro sostenible.