Estrategias de sostenibilidad de las empresas: un eslabón fundamental en la cadena de progreso económico, social y medioambiental

Por Cristina Antelo Albertos, Responsable de RSC para SAP España y Portugal

El debate sobre el papel que las empresas deben adoptar con el entorno en el que operan está ya superado, y hay un consenso generalizado en que las compañías pueden y deben  desarrollar un rol activo en el área social y medioambiental y no ceñirse exclusivamente al ámbito económico y a su actividad habitual. Los beneficios para la sociedad y la propia empresa son claros.

 

En el año 2018 el médico sueco Hans Rosling publicó «Factfulness: Diez razones por las que estamos equivocados sobre el mundo. Y por qué las cosas están mejor de lo que piensas”. Un libro optimista en el que explica por qué la mayoría de las personas somos más pesimistas de lo que en realidad deberíamos ser dada la situación real de nuestro mundo. Rosling se fija en indicadores que miden la evolución de la educación, pobreza, salud, medio ambiente, igualdad de género… Y ciñéndose a los datos, demuestra que el mundo en general, tanto en países ricos como pobres, ha ido a mejor. Si comparamos cómo eran las cosas hace cincuenta años o un siglo, vemos que:

  • La mortalidad infantil y pobreza extrema han descendido drásticamente
  • Más niños y niñas asisten a la escuela
  • La esperanza de vida es mayor… y la lista sigue.

Necesitamos todavía tiempo y perspectiva para analizar el impacto a largo plazo que la irrupción del covid- 19 ha tenido en estos indicadores. Pero incluso a pesar de esta pandemia mundial, el mundo es más saludable y seguro que nunca.

El camino de las empresas hacia el desarrollo de modelos de negocio sostenibles

 Este avance ha sido posible gracias al esfuerzo de gobiernos (locales, regionales, nacionales), organismos internacionales, organizaciones del tercer sector (fundaciones y ONG)  y también, gracias al trabajo de empresas de todos los tamaños. Empresas que son, en sí mismas, generadoras de círculos virtuosos ya que:

  • Pagan impuestos
  • Impulsan el consumo a través de sus compras
  • Promueven la innovación
  • Y generan empleo. Empleados que a su vez también pagan impuestos y consumen.

De hecho, es la ausencia de empresas, y no la presencia de las mismas, lo que condena a los países a la pobreza.

Además de desempeñar su actividad habitual, muchas compañías tradicionalmente han aportado su granito de arena a diversas causas sociales y medioambientales a través de actividades filantrópicas. Sin embargo a partir de los años 70 del pasado siglo, paulatinamente, las empresas empiezan a incorporar la sostenibilidad como un objetivo estratégico, introduciendo no solo criterios económicos, sino también riesgos y oportunidades de carácter social y medio ambiental en la gestión de las compañías. Una incorporación que abrió un debate sobre el papel que las empresas deben adoptar en su relación con el entorno en el que operan.

Muchas de las nuevas empresas nacen ya teniendo claro los valores relacionados con la sostenibilidad. Y de hecho estamos asistiendo a un boom de las empresas sociales. En las ya establecidas, la evolución ha sido desigual: algunas ya llevan años incorporando estos objetivos estratégicos en la compañía mientras que otras lo han hecho más paulatina y tardíamente.

Beneficios para las compañías que apuestan por la sostenibilidad

  • Mejora la reputación corporativa de la compañía y da a los clientes una razón más para comprar sus productos y servicios
  • Hace que la empresa sea más atractiva para los inversores que cada vez demandan más compromiso social y medioambiental de las empresas en las que invierten.
  • Aumenta el compromiso de los empleados con la compañía al aumentar su orgullo de pertenencia. Y esto a su vez tiene una repercusión positiva en el rendimiento de los empleados
  • Mejora la retención y atracción de talento

 

SAP, ejemplo y facilitador de procesos de negocio sostenibles

SAP introdujo la sostenibilidad como un objetivo estratégico de la compañía en el año 2009 con dos ejes claros:

  • Ser un ejemplo y un referente como empresa sostenible, ejecutando iniciativas como 5 & 5 by ‘25
  • Ayudar a través de la tecnología a otras compañías a ser más sostenibles, con programas como Climate21

Durante más de 10 años hemos realizado avances significativos en este área que se han ido plasmando anualmente en nuestro Informe Integrado. Informe que fue pionero en reportar de una manera holística los resultados económicos, sociales y medioambientales y de calcular la interrelación entre los indicadores financieros y no financieros. Con este ejercicio podemos ver, por ejemplo, como una reducción de emisiones de dióxido de carbono impacta no solo en la cuenta de resultados sino también en el compromiso de los empleados con la compañía o en la lealtad de nuestros clientes.

Connectivity

 

A pesar de las dificultades que hemos experimentado en el 2020, nuestro compromiso con la sostenibilidad no solo continua intacto sino que hemos doblado esfuerzos para pasar de una estrategia de sostenibilidad a una estrategia de negocio que sea sostenible.  Y lo hacemos porque estamos convencidos que las empresas somos un eslabón fundamental dentro de esta larga cadena de progreso económico, social y medioambiental. Con nuestras estrategias de sostenibilidad podemos contribuir a que el mundo funcione mejor, ayudar a mejorar la vida de las personas y sumar positivamente a esos indicadores de los que hablaba Hans Rosling en su libro Facfulness.

 


Instagram / Facebook / Twitter / LinkedIn


© 2020 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.