Cómo las empresas en crecimiento pueden evitar la crisis del flujo de efectivo – Hoy y mañana

Por: Christian Mnich, Vice President and Head of Solution Management, Treasury and Working Capital Management, SAP

Parte de la serie “Navigating Disruption Today, Planning for Tomorrow” 

Los líderes de finanzas de empresas en crecimiento son conocidos por mantener un ojo atento a las diversas señales e indicadores de riesgos potenciales que hay por delante. Sin embargo, una reciente investigación realizada por Oxford Economics revela que aproximadamente la mitad de los ejecutivos de finanzas de pymes citan la gestión de riesgos (54%) y la visibilidad de los gastos (45%) como los principales desafíos para su función.*

En muchos sentidos, el COVID-19 ha presentado una tormenta perfecta de problemas de flujo de efectivo en cuestión de días. Retracción económica alimentada por la presión gubernamental para cerrar las tiendas y oficinas no esenciales. Pérdida de ingresos debido a operaciones de fabricación interrumpidas y cadenas de suministro desbordadas. Incluso aumenta la exposición al riesgo crediticio a medida que surgen restricciones de liquidez, las estrategias de cobertura algunas vez exitosas fallan, el acceso al capital circulante se ve limitado y las cuentas de cliente se vuelven más riesgosas.

Si lo pensamos, esta pandemia ha incrementado la importancia de incorporar la gestión del flujo de efectivo como parte integral de un plan estratégico para la empresa en crecimiento –sin importar la situación económica–

Un marco de tres puntas para mejorar la gestión del flujo de efectivo

La transparencia es crítica, especialmente en el contexto de la gestión del flujo de efectivo. Con información financiera fiable y en tiempo real, los líderes de finanzas pueden ganarse la confianza de los líderes de negocio, y también de los afectados por sus decisiones.

Los informes financieros podrían no ser el primer punto en la agenda de los líderes de finanzas durante una pandemia. Pero cuando tienen el soporte de un sistema de tesorería integrado, son la base de tres pasos críticos que deben dar las empresas como la suya para garantizar su flujo de caja.

  1. Garantizar la continuidad de las operaciones financieras y la fuerza laboral

Ya sea que los empleados de finanzas trabajen de forma remota o en la oficina, las organizaciones deben funcionar de forma continua sin brechas ni fallas de conexión en términos de procesos, información y comunicación. Por ejemplo, los sistemas financieros deben ser capaces de dar soporte a actividades críticas –tales como pagos urgentes, transferencias de efectivo y gestión comercial– ya sea que los empleados realicen los procesos en la oficina o desde una ubicación remota.

Crear una fuerza de tareas, en la que estén representadas todas las áreas de negocio, también puede ser útil para identificar y planificar posibles factores de riesgo en base a datos compartidos. Combinar datos estratégicos con orientación brinda a los líderes de finanzas una visión del mundo real sobre la empresa, por lo cual pueden identificar áreas de impacto de liquidez y requisitos de financiación a corto plazo en toda la empresa.

  1. Gestionar proactivamente la liquidez

En tiempos de volatilidad o de crecimiento constante, es crítico conocer el estado financiero de la empresa. Los informes diarios sobre cifras clave –como posición diaria de efectivo, pronósticos de flujo de caja, y estructura de flujo de efectivo libre, capital circulante y deuda– les permiten a los equipos financieros realizar una planificación de la liquidez de al menos 12 semanas

Si aún no disponen de este tipo de informes, los líderes de finanzas deben considerar implementar herramientas que brinden una combinación de visibilidad y analíticas predictivas. Esto brinda la habilidad de evaluar múltiples escenarios en base a información consolidada, disponible para todo el grupo, sobre saldos y pronósticos de caja en todas las monedas relevantes.

Por ejemplo, las empresas que solicitan financiación a corto plazo o programas gubernamentales pueden brindar rápidamente su estado financiero actual, posición de caja y pronóstico de liquidez de 12 semanas. Los pro y los contra de aprovechar programas de financiación de la cadena de suministro, líneas de crédito ampliadas o condiciones de pago renegociadas también pueden ponderarse con confianza. Además, se pueden descubrir nuevas formas de aprovechar el efectivo atrapado y reestructurar el factoring inverso.

  1. Equilibrar riesgo con oportunidad

El análisis de escenarios potenciales les permite a los líderes de finanzas evaluar el impacto potencial de los riesgos y aplicar estrategias prudentes para mejorar la ventaja competitiva. Además, pueden realizar un ajuste preciso de los planes de productos y capacidad repensando las implicaciones del riesgo de los commodities y el monitoreo de los mercados externos.

Aprovechando información de análisis de planificación del flujo de efectivo, los equipos de finanzas pueden ajustar sus estrategias de cobertura para hacer frente a la nueva normalidad al:

  • Abordar riesgos de divisas extranjeras
  • Cambiar las prácticas de gestión de límites para tareas ad hoc
  • Mitigar el riesgo crediticio dentro de la cadena de suministro
  • Dar nueva forma a la estrategia de financiación con líneas de crédito extendidas y nuevas fuentes de liquidez
  • Ajustar el modelo operativo en curso y actualizar el plan de continuidad del negocio existente

Responder a los desafíos inmediatos y prepararse para lo que viene

Ya sea que estén operando en un buen estado financiero, luchando por lograr rentabilidad o enfrentando bajas reservas de caja, todas las empresas pueden ser vulnerables a la inestabilidad del flujo de efectivo en cualquier momento. No es necesario que un evento sea tan drástico como una pandemia mundial para vivirlo.

Entonces, ¿cómo los líderes de finanzas de alto rendimiento ayudan a sus empresas a navegar por tiempos de volatilidad y oportunidades financieras? Todo se reduce a una base de información estratégica detallada, oportuna y predictiva y una orientación sobre las posibles implicancias sobre el estado financiero, la performance y la viabilidad del negocio.

Para seguir explorando cómo los gerentes de finanzas pueden navegar la disrupción hoy a la vez que planifican para mañana, lo invitamos a que se una a nuestro webinar, “Weather Financial Uncertainty with Strength and Resilience“. 

Este blog es parte de una serie que ofrece sugerencias para ayudar a las empresas pequeñas y en crecimiento a hacer frente a los desafíos relacionados con la pandemia. Es posible que también disfrute de leer “Financial Analytics Shed Light On Disruption for Midsize Businesses“.


*Fuente: Resultados preliminares de una encuesta en curso a pymes llevada adelante por SAP y Oxford Economics en marzo del 2020.