La industria del entretenimiento en México es una de las más resilientes para afrontar la crisis actual

 

  • El mercado mexicano de servicios de video OTT podría generar ingresos de 881 millones de dólares en 2020

  • El streaming funge como el héroe de una industria golpeada por el COVID-19

CIUDAD DE MÉXICO, México, a 5 de noviembre 2020. Cual guion de película de ciencia ficción, el COVID-19 apareció como el gran villano que puso en jaque al mundo, y una de sus principales víctimas fue la industria del entretenimiento, que vio cómo se cancelaron conciertos, se cerraron cines, teatros, parques de diversiones y se detuvo la producción cinematográfica y las series de televisión.

La contracción de la industria a nivel global se estima para este año en 5.6%, mientras que para México la caída será mayor, se calcula un decremento de 6.4%. Sin embargo, el sector del entretenimiento en el país es uno de los más resilientes para afrontar la crisis actual.

A pesar de que la pandemia se mantiene, la industria vive y tiene en el streaming y en la tecnología su luz al final del túnel. El mercado mexicano de servicios de video OTT, por ejemplo, podrían generar ingresos de 881 millones de dólares para este año, un incremento de 26% respecto a 2019.

A fin de optimizar la experiencia del consumidor de espectáculos, de cara a 2021, las empresas del sector deben centrarse en dos aspectos clave:

  • Conocer los nuevos hábitos de consumo. La adquisición de datos es fundamental para contar con un análisis sobre las prácticas cambiantes de lo que pudiera denominarse un “nuevo consumidor”, originado a partir del distanciamiento social que perdura. La información permitirá saber qué y cómo ofrecer los futuros eventos como conciertos, juegos deportivos, espectáculos, cine o teatro. Un ejemplo de estas prácticas es lo que hace Cox Media Group, que rastrea los comentarios de los clientes en estaciones de radio, periódicos y televisión para reducir los costos de investigación en un 40%. A partir de este análisis de datos, ha aumentado sus ingresos, porque la información obtenida la traduce en contenidos que son relevantes y pertinentes para sus audiencias.
  • Streaming. Para las empresas de entretenimiento y streaming, la importancia de contar con una arquitectura tecnológica sólida e invertir en servicios de soporte y mantenimiento es vital. Según la encuesta de tendencias de medios digitales más reciente de Deloitte, 69% indicó tener una suscripción a un servicio de streaming, mientras que 65% posee acceso a la tradicional televisión de paga.

A nivel nacional existen ejemplos como Ocesa, uno de los promotores de espectáculos más importantes del mundo, que se adapta al contexto mundial gracias al acompañamiento de su partner tecnológico. “SAP, a través de Customer Care, puso diferentes herramientas a nuestra disposición para evaluar y, en su caso, mitigar riesgos que pudieron impactarnos negativamente”, comenta Carla Sosa, CFO de Ocesa.

Se ha acelerado la transición hacia el consumo digital y esto ha desencadenado un cambio disruptivo. Hoy las empresas de entretenimiento tendrán que ser resilientes y adaptar su propuesta de valor a la nueva normalidad. La adopción de tecnología representa una importante oportunidad para las compañías que tienen el reto de mantener a las audiencias ávidas de contenidos y dispuestas a obtener grandes experiencias”, señala Víctor Leal, vicepresidente de Empresas en Crecimiento en SAP México.

Aunque las empresas del entretenimiento y de los medios seguirán enfrentándose a desafíos a medida que se deja atrás a la pandemia, la migración digital es una realidad y genera nuevas y mejores oportunidades en todos los segmentos.