México acelera su camino hacia la Industria 4.0

Por: Luis Fernando Espinoza, Head Digital Supply Chain de SAP México (En colaboración con SAP Comunicaciones Latinoamérica)

En la era de la experiencia, los consumidores esperan productos 100% personalizados e inmediatez en los mismos. Las empresas industriales se encuentran así ante una nueva complejidad que desafía las formas tradicionales de resolver los procesos productivos.

La tecnología se consolida como una aliada clave para dar respuesta a este reto: el concepto de Industria 4.0 propone una automatización de punta a punta, desde la planificación hasta la entrega y desde todo lo que ocurre en la planta de producción hasta la toma de decisiones de negocios. Esta es la base de la propuesta de valor Industry4.Now de SAP: las iniciativas de automatización ya no se concentran en lo que ocurre en la fábrica, sino que abarcan a toda la organización, para permitir el salto definitivo hacia modelos de negocio más competitivos.

México ha logrado importantes avances en esta materia y ha alcanzado una madurez por encima del promedio de Latinoamérica. Entre otros hitos, el país ha sido sede del principal evento de transformación industrial Hannover Messe en 2018 y desde 2019 se inició una edición local del evento, conocida como Industrial Transformation – Mexico. Sin embargo, queda aún mucho camino por recorrer: se estima que nueve de cada diez empresas en el país tienen una oportunidad para acelerar su transformación digital en el marco de Industria 4.0 y así ganar competitividad para hacer realidad el potencial que tiene México como país exportador; e incrementar el PIB nacional de dos a tres puntos porcentuales y, lo más importante, contribuir al cierre de la brecha digital.

La pandemia se convirtió en importante catalizador para acelerar la transformación digital e Industria 4.0 automatización que se venían discutiendo desde hacía años y que en la actualidad se convirtieron en imperativos. El talento trabajando desde su casa, o fuerza laboral en sitio con altas medidas de seguridad, la interrupción de determinados puntos de la cadena de suministro por confinamientos y los cambios en el consumidor, con picos de demanda de algunos productos -los de salud y alimentos principalmente- y bajas notables en otros -no indispensables-; conformaron una combinación que llevó a muchas empresas a comprender que adaptarse era la única vía para sobrevivir. Por ende, las cadenas de suministro requieren resiliencia en cada uno de sus eslabones y estar perfectamente conectadas para dar respuesta a los clientes aún en un contexto lleno de restricciones. Las empresas tuvieron que adaptarse y hacer cambios críticos: desde la búsqueda de alternativas de entrega, cuando cambiaba el estatus de un canal de venta por algún cierre, hasta ajustar los modelos de planeación para determinar qué productos era posible elaborar con la materia prima disponible o qué artículos se habían vuelto prioritarios en un determinado momento.

¿Qué pasos deben seguir las empresas mexicanas para ganar en madurez en términos de Industria 4.0? El primero es el de desmitificar. No se requieren “macro” proyectos que generen cambios simultáneos en todas las plantas y procesos. Todo lo contrario, el objetivo es identificar los puntos críticos de la cadena de suministro y encontrar algún proceso clave que sea sencillo de automatizar y que genere valor rápidamente, para luego apuntalar un segundo proceso y así hasta llevar el concepto Industria 4.0 al conjunto de la organización. Importante que se involucre toda la compañía: no se trata, como se creyó durante mucho tiempo, de una cuestión exclusiva de las áreas de operaciones, ya que su alcance impacta en finanzas, compras, ventas, marketing y tecnología.

¿Cuándo es el momento de comenzar? La propuesta de SAP lo sugiere en su propio nombre: Industy4.Now. Hoy mismo es el momento para empezar a movilizar las empresas mexicanas hacia el futuro de los negocios. Avanzar hacia la Industria 4.0 no es exclusivo para grandes empresas, las PyMEs también pueden y deben tomar provecho. Esto se traduce en soluciones asequibles y sin comprometer la operación, asegurando cerrar la brecha digital e iniciar su transformación hacia Industria 4.0 para responder a la nueva realidad. Buscando catalizar esta transformación, SAP fortalece su propuesta de valor con un modelo de negocios enfocado en Business Tranformation as a Service que ayuda a más empresas mexicanas a  acelerar su transformación digital hacia la  la Industria 4.0, y por ende abonar a la competitividad del país.