El uso de AI y las ciudades inteligentes

Más del 50% de la población mundial vive en ciudades. Los problemas que afectan a las ciudades son evidentes, desde los desplazamientos y la congestión hasta las economías y las cadenas de suministro, el aumento de la eficiencia en las áreas urbanas es positivo para las comunidades de todo el país y del mundo.

 

Durante la pandemia actual se ha registrado un gran número de personas migrando de las grandes ciudades a pequeños poblados. La razón es evidente, al vivir en lugares menos poblados el distanciamiento social es mayor y por ende la vida saludable es más fácil, esto aunado a la implementación de trabajo remoto que permite a las personas trabajar desde cualquier lugar del mundo.

 

Aun con la gran movilidad que se presentó, sabemos que las grandes ciudades no desaparecerán pues más del 50% de la población mundial se encuentra concentrada en las principales urbes y se espera que este porcentaje se incremente hasta llegar a un 70% para 2050 de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas.

 

Las ciudades siguen siendo motores económicos aun cuando la gente ha cambiado de modalidad de trabajo presencial a Home office o trabajo híbrido. De hecho, las grandes metrópolis seguirán siendo el espacio para la mayoría de los negocios. Comprender hacia donde se dirigen las ciudades inteligentes impactará de manera positiva en gran parte de las empresas.

 

La Inteligencia Artificial está transformando las ciudades, haciéndolas más inteligentes, rápidas y prediciendo oportunidades de mejora. A nivel mundial se ha comenzado a implementar el uso de la tecnología en colaboraciones gubernamentales, académicas y comerciales a manera de recabar y utilizar datos para gestionar múltiples necesidades, así como utilidades en la ciudad. Estas tecnologías ofrecen lecciones, que incluyen:

 

  • La combinación de fuentes de datos nuevas y existentes que puede derivar en nuevas fuentes de valor.

 

  • El uso de datos de sensores que pueden predecir la demanda de servicios.

 

  • La recolección y el análisis de datos de ubicación que logran aislar los peligros de seguridad y mitigar los riesgos de seguridad pública.

 

  • Los datos que está debidamente preparado para compartir y analizar para generar un conjunto cada vez mayor de aplicaciones valiosas.

 

  • El uso de estas tecnologías y la obtención de datos en tiempo real nos ayuda a comprender, monitorear y gestionar diversos factores del día a día en la ciudad. El uso de sensores combinado con la analítica avanzada ayudará a comprender a los funcionarios y residentes las métricas que afectan a la salud y la seguridad de los residentes, incluyendo el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social.

 

  • La data recabada de los sensores permite un uso inteligente de los recursos y la comprensión y análisis de factores de riesgo de manera que se puedan corregir los errores y hacer una distribución de recursos de manera eficiente.

 

  • El uso de la inteligencia artificial para crear ciudades inteligentes está cada vez más cerca y esto desbloquea la capacidad para que los datos se utilicen de manera transformadora, pero aún se requieren pautas y un gran camino por recorrer para no solo implementar las tecnologías necesarias y hacer uso de estos datos, pero también para garantizar un uso correcto y que realmente beneficie a la sociedad tratando de reducir los riesgos que un mal uso pueda provocar.

 


Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram


 

© 2021 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.