Nuevas habilidades para el futuro del trabajo

Cuando la pandemia golpeó por primera vez el año pasado, los lugares de trabajo tuvieron que adaptarse rápidamente. Los líderes empresariales y los empleados de todos los sectores tuvieron que ajustar de inmediato su forma de trabajar. Aunque la adaptación se ha llevado a cabo de forma rápida y eficaz en muchas empresas, la realidad de la pandemia sigue impactando la forma y el lugar donde trabajan las personas.

La nueva realidad laboral

En un estudio global realizado por SAP, Qualtrics y Mind Share Partners, alrededor del 66,9% de las personas encuestadas informaron niveles más altos de estrés desde el inicio del brote pandémico. Evaluando también a las personas que empezaron a realizar trabajo a distancia, el 44,4% dijo sentir que su salud mental ha disminuido, un número razonablemente alto si se compara con las personas que siguen empleadas en cualquier otro entorno y por debajo solo de las personas desempleadas durante este período.

Esta nueva realidad del trabajo afecta no solo al trabajador, sino también a las empresas. En un informe elaborado en 2020 por Deloitte Human Capital Trends, los líderes empresariales demuestran reconocer la necesidad de incrementar su fuerza laboral, sin embargo, se puede encontrar una brecha entre las oportunidades que se ofrecen en el futuro y las habilidades de las personas que buscan un reemplazo en el mercado laboral.

Deloitte entrevistó a casi 9.000 líderes empresariales y de recursos humanos en diferentes países para su informe, y aproximadamente el 53% de los encuestados dijo que gran parte de su fuerza laboral necesitará cambiar sus habilidades y capacidades en los próximos años. Sin embargo, esta recalificación de la mano de obra también es una alta inversión para las empresas y solo el 10% dice estar completamente preparado para afrontar esta tendencia.

El Foro Económico Mundial planteó la misma preocupación con respecto a las habilidades necesarias para el futuro del trabajo en su informe “El futuro del empleo”, principalmente en el área de la tecnología. Aproximadamente el 55% de las empresas entrevistadas afirman que encuentran brechas de habilidades en los profesionales y que esto dificulta la adopción de las nuevas tecnologías necesarias.

Habilidades en aumento en la nueva realidad laboral

Al detectar esta falta de competencias, las 291 empresas entrevistadas por el WEF informan que imparten cursos de recalificación y calificación para el 62% de su plantilla. Sin embargo, la participación de los empleados en estos cursos no alcanza un promedio alto y muestra que solo el 42% de los empleados realmente toman los cursos ofrecidos.

El informe presentado por el Foro Económico Mundial también enumeró las habilidades que estarán en alza para el futuro del trabajo, entre ellas podemos destacar talentos que no necesariamente se relacionan con habilidades técnicas, pero que serán muy valoradas por las empresas, tales como: pensamiento analítico y enfocado a la innovación, aprendizaje rápido, creatividad, resiliencia y adaptabilidad, inteligencia emocional y enfoque en la experiencia del cliente.

Pasando a mirar a las empresas, Deloitte señala que las mayores dificultades y mejoras a las que se enfrentan en la nueva realidad del trabajo están directamente ligadas a cuestiones éticas. Estos desafíos son especialmente pronunciados cuando analizamos temas de interacción entre humanos y tecnología, donde surgen nuevas preguntas desde un punto de vista ético.

La cultura corporativa “siempre conectada” es un obstáculo para el aprendizaje en otras áreas, como la innovación y la integración de nuevos empleados. En su investigación con líderes globales de negocios y recursos humanos, Deloitte reveló que tanto las empresas como las personas deben asumir la responsabilidad del desarrollo de la fuerza laboral, sin embargo, la falta de interacción social puede ser un problema que debe abordarse.

Y es verdad, es distanciamiento social representa un grandísimo reto, pero el trabajo flexible llegó para quedarse. En SAP, por ejemplo, más del 80% de nuestros colaboradores quieren una combinación de trabajo de forma remota con algo de tiempo en la oficina. Por ello, nos hemos comprometido con un esquema laboral 100% flexible basado en la confianza, con el propósito de que nuestros empleados tengan lo que necesitan para ser más productivos, creativos e inspirados mientras realizan sus actividades y se logran los objetivos comerciales.

Otra de las adaptaciones que deben tomar en cuenta las empresas latinoamericanas, son las diferentes regulaciones gubernamentales en cuestión de trabajo, como lo es la Ley Federal del Trabajo en el caso de México, la cual obliga a las empresas a instalar y responsabilizarse del mantenimiento de bienes como equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros; asumir los costos de telecomunicación y parte proporcional de la electricidad y también en términos de seguridad y salud en el trabajo.

Las organizaciones que abordan estos problemas de un extremo a otro, cambiando su perspectiva y considerando no solo la idea de “podríamos”, sino también “cómo deberíamos hacerlo”, podrán construir una relación de mayor confianza con sus futuros empleados.

Conozca más sobre las soluciones que presenta SAP al sector de RRHH.

Siga más noticias sobre los canales de comunicación de SAP:


Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram

© 2021 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.