Planificación de demanda: el camino hacia un nivel de servicio perfecto

Por: Juan Cartier, VP Digital Supply Chain, SAP Latin America

La planificación de la demanda es una herramienta probada para incrementar la eficiencia de las empresas, bajar los costos, mantener los niveles de inventario siempre bajo control y, fundamentalmente, garantizar que el cliente siempre tenga lo que necesita en el momento exacto en que lo desea.

Sin embargo, a pesar del amplio espectro de beneficios que propone, permanecen aún algunas barreras de tipo cultural que obstruyen su adopción masiva. En particular, en Latinoamérica buena parte de la economía se fundamenta en empresas de tipo familiar o tradicional, en las que el cambio es más complejo. Se visualizan aún muchas soluciones basadas en procesos manuales o en hojas de cálculo que son altamente propensas a errores, ineficientes y, por supuesto, incapaces de otorgar una mirada de 360º para que una empresa tome decisiones informadas a la hora de lanzar y distribuir sus productos.

 

Soluciones como SAP IBP (Integrated Business Planning) permiten derribar esas barreras: al ser nativa de la nube, es fácil de implementar, se adapta tanto a proyectos acotados como a iniciativas multiproducto y multipaís, no tiene prerrequisitos técnicos ni de procesos para comenzar a aportar valor y provee una interfaz intuitiva y natural para el usuario final, tan sencilla como una planilla de cálculo, pero con un poder transformacional.

 

Otra barrera que suelen enfrentar las herramientas de planificación de demanda -y que también evita con sencillez SAP IBP- es que están encasilladas en las industrias manufactureras clásicas o en empresas de consumo masivo que necesitan satisfacer los puntos de su red de ventas.

 

La realidad es que los casos de uso posible van mucho más allá de ese ejemplo y abarcan prácticamente cualquier rubro que quiera avanzar sobre el concepto de Industria 4.0

 

¿Algunos ejemplos que ya están en funcionamiento? Empresas de servicios públicos o con uso intensivo de activos que necesitan planificar la disponibilidad de repuestos para evitar paradas no programadas. Automotrices que pronostican la necesidad de repuestos en base a la cantidad de automóviles que hay en el parque para garantizar el mantenimiento y la reparación de todos los vehículos. Organizaciones del sector salud que optimizan los suministros que entregan a una red de hospitales. Bancos que buscan que ningún cajero automático quede sin billetes… La cantidad de aplicaciones posibles es tan amplia como las necesidades de planeación que puedan tener las organizaciones.

 

La planificación significa en muchos casos el primer paso hacia las cadenas de suministro completamente digitales: una planificación transversal de producción, niveles de inventarios, niveles de venta y puntos de entrega que abarca desde el fabricante hasta el retailer, pasando por los intermediarios y los responsables logísticos. El día que esta visión -ya posible gracias a la tecnología- se convierta en realidad, no existirán los puntos de quiebre en la entrega de productos y se alcanzará un nivel de servicio del 100%. Mientras tanto, las empresas tienen la oportunidad de mejorar sus pronósticos, tomar mejores decisiones y cumplir con uno de sus roles fundamentales para incrementar su rentabilidad: garantizar que cada cliente tenga lo que quiere en el momento en que lo desea.

 


Facebook / Twitter / LinkedIn / Instagram


© 2021 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.