problemas de las pymes

Problemas y retos de las pymes al lanzarse al entorno digital

La tecnología es una ventaja competitiva hoy en día indiscutible que puede ayudar a mejorar los procesos de venta. Sin embargo, los problemas de las pymes españolas ante la transformación digital suponen un freno para alcanzar el éxito. Identificar y conocer de primera mano algunos de los retos y obstáculos que le mostramos a continuación es el primer paso para adoptar estrategias que allanen el camino.

Cuando se parte de cero, resulta complicado diseñar el itinerario hacia la transformación digital. Y este es uno de los principales obstáculos de las pymes. Otro de los desafíos es la escasez de recursos en comparación con las grandes empresas, lo que obliga a priorizar con inteligencia los proyectos.

Finalmente, el retorno de la inversión (ROI) es el tercero de los problemas comunes de las pymes españolas. Los resultados de la digitalización no se pueden cuantificar solo a corto plazo, ya que sus principales beneficios se perciben a medio y largo plazo.

La situación de la digitalización de las pymes españolas

Las pymes españolas están mejorando su nivel de digitalización poco a poco, aunque todavía queda un largo camino por recorrer.

En esta línea, el estudio GoDaddy Digital Index de 2021, que analizaba la madurez digital de las microempresas en España y Europa, revela en los datos de su informe que el 78 % de las pequeñas empresas españolas opina que los negocios más digitalizados podrán recuperarse mejor y crecer tras el impacto de la pandemia.

Para conocer cómo las pymes españolas están aprovechando el uso de las tecnologías, el Observatorio sobre Digitalización de GoDaddy ha tenido en cuenta aspectos como la continuidad, las herramientas o los sistemas empleados.

De los países europeos analizados, España presenta el nivel más bajo de negocios digitalizados. Sin embargo, quienes han dado el paso destacan por contar con buenas infraestructuras. El punto débil de la mayoría es el marketing digital, que es uno de los retos de las pymes al lanzarse al entorno online.

Otro dato que pone de relieve es que las pymes españolas aún deben superar importantes barreras es que casi el 25 % de ellas se muestran escasamente comprometidas con la digitalización. Y prácticamente otro tanto carece de las herramientas y soluciones adecuadas para afrontar la transformación digital, a pesar de haber dado algunos pasos en este sentido.

Los retos de las pymes españolas frente a la digitalización

La aceleración de la digitalización no solo es rentable para el crecimiento y sostenibilidad de las empresas. Un empuje a la innovación supondría para España un incremento del potencial de crecimiento del PIB. Asimismo, las empresas estarían mejor preparadas para hacer frente a situaciones disruptivas como la crisis sanitaria que hemos vivido.

Según señala el reciente estudio ¿Cómo abordar la cuestión de la digitalización de las pymes y microempresas españolas?, publicado por la Fundación Alternativas, las compañías más digitalizadas son más productivas, más sostenibles y más competitivas.

Pese a que la inmensa mayoría del tejido empresarial español es consciente de los beneficios de la digitalización, el margen de mejora aún es importante.

Escasa integración tecnológica para mejorar procesos

Las organizaciones de mayor tamaño se focalizan en incrementar la eficacia de los procesos. En el caso de las pymes y las microempresas, se observa que el mayor problema de digitalización se encuentra en aspectos relacionados con la integración tecnológica de mayor complejidad.

Para esta parte del tejido empresarial, la principal ventaja de la digitalización es la mejora de las comunicaciones con el cliente. Quizá esta es una de las razones por las que las pymes son muy activas en redes sociales, pero no desconocen los beneficios de invertir en herramientas que ayuden a automatizar y agilizar tareas.

Dificultad de acceso a la financiación

Las empresas de menos de 10 trabajadores perciben dificultad en el acceso a la financiación, bancaria o alternativa, para llevar a cabo inversiones en digitalización, una barrera que el impulso del Kit Digital puede ayudar a superar.

En este sentido, los dos obstáculos principales, independientemente del tamaño de empresa, son los elevados costes de implantación y la falta de formación tecnológica.

Falta de talento cualificado

La escasez de talento cualificado, la falta de planes de formación internos y la resistencia al cambio dificultan la implantación de las soluciones tecnológicas más avanzadas. Las escasas habilidades digitales constituyen un freno a la digitalización y expresan una baja implicación en la necesidad de adaptarse a la implantación de nuevas tecnologías.

Esta falta de cultura corporativa se suma a otros factores que se perciben como barreras, principalmente, la incertidumbre que producen los requisitos cambiantes de la normativa europea en materia de protección de datos.

El impulso de la Brújula Digital 2030

Una de las medidas de la Unión Europea para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia fue la puesta en marcha del programa Next Generation EU. Las inversiones de los estados miembro giran en torno a este impulso para abordar la transición digital a medio y largo plazo.

En marzo de 2021, la Comisión Europea presentó el documento Brújula Digital 2030. En él, se especifican los puntos clave para la transformación digital en los próximos años, especialmente en las empresas y servicios públicos. El informe reconoce el papel fundamental de las pymes en este proceso de transición, puesto que representan el grueso del tejido empresarial europeo y, muy especialmente, español.

Los objetivos específicos que se pretenden alcanzar de aquí al final de la década son los siguientes:

  • Computación en la nube, IA y big data. En 2030, tres de cada cuatro empresas deberían estar utilizar servicios de computación en nube, macrodatos e inteligencia artificial.
  • Digitalización básica para todos. Otro de los objetivos es que 9 de cada 10 pymes europeas haya alcanzado un nivel básico digital, al que solo llegaba el 61 % de las empresas en 2019.
  • Impulso a las empresas emergentes. El gran reto es que nazcan en la UE alrededor de 250 empresas emergentes con un valor de un millón de dólares, los denominados unicornios. Conseguir este objetivo implica duplicar la cifra con respecto a 2021.

Para impulsar las acciones que conduzcan al logro de estos objetivos, la Comisión Europea pretende que se dedique un 20 % de los fondos para los planes de recuperación y resiliencia. Este ambicioso proyecto no solo se focaliza en las pymes y grandes empresas. La Unión Europea está trabajando para crear una infraestructura interconectada de tratamiento de datos, así como potencias las administraciones públicas conectadas.

El gran reto de esta década es incrementar la eficiencia, la eficacia y velocidad en el proceso de transformación digital del tejido empresarial europeo.

Retomando el asunto de los principales problemas de las pymes españolas en su transición digital, cabe preguntarse cómo afrontar el proceso sorteando los obstáculos.

Los retos son numerosos y la realidad individual de cada pyme no se puede equiparar a la de las demás. Por este motivo, lo principal es tener claro cuáles son las oportunidades, las amenazas, los puntos débiles y los puntos fuertes de cada empresa.

Partiendo de este análisis básico, denominado DAFO en sus siglas en español, son tres los elementos esenciales en los que toda pyme debe trabajar para avanzar hacia una transformación digital de las empresas sostenible y rentable.

1. Diseñar el itinerario digital del negocio

El futuro digital ofrece grandes beneficios para las pymes, pero es un paso trascendental que no se puede dar a la ligera. Cada negocio es único y, como tal, debe analizar cuidadosamente qué oportunidades y amenazas se pueden presentar en su transformación digital.

Un cuestionamiento básico consiste en valorar si se tiene capacidad de producción para abastecer el aumento de la demanda. También se deben analizar aspectos como la digitalización de la cadena de suministro y las estrategias para competir en el entorno digital.

2. Fomentar una cultura corporativa basada en la innovación

El proceso de digitalización es mucho más complejo que crear un comercio electrónico, instalar programas de gestión o contratar un plan de almacenamiento en la nube.

Uno de los problemas de las pymes españolas ante la transformación digital es la falta de una cultura corporativa basada en la innovación. Las empresas necesitan adaptar sus modelos de negocio y sus métodos de trabajo para fomentar un entorno innovador, eficiente y colaborativo.

En este proceso de cambio debe involucrarse todo el organigrama al completo, ya que, de otra manera, no será posible atraer y retener talento, algo imprescindible para que la maquinaria digital funcione.

3. Establecer alianzas estratégicas para la transformación digital

Tratar de realizar el camino en solitario puede convertirse en el principal problema de las pymes ante la transformación digital. Lo adecuado es contar con el asesoramiento de expertos.

La red de colaboradores de SAP en España le ayuda a identificar necesidades, adquirir soluciones, implementar las herramientas y optimizar la inversión.

Las soluciones SAP para la pyme emplean tecnología de última generación, como la inteligencia artificial, con planes que se adaptan a todos los sectores y a todas las necesidades de pequeñas y medianas empresas.

Contacte con SAP y experimente cómo las funcionalidades de sus programas de gestión empresarial ofrecen soluciones eficaces para abordar las necesidades de su negocio. Gracias a su metodología de capacitación, flexible y abierta, con SAP podrá superar los problemas de las pymes para entrar en la era digital con todas las garantías.

 


Instagram / Facebook / Twitter / LinkedIn


© 2020 SAP SE. All rights reserved. SAP and other SAP products and services mentioned herein as well as their respective logos are trademarks or registered trademarks of SAP SE in Germany and other countries. Please see http://www.sap.com/corporate-en/legal/copyright/index.epx#trademark for additional trademark information and notices.